NUEVAS MARCAS

La moda siempre ha sido un sector muy polémico

Las tallas pequeñas y la silueta excesivamente delgada de las modelos que la portan, en el ojo del huracán 

Nuevas modas.
Nuevas modas.
La moda siempre ha sido un sector muy polémico

Con el avance del tiempo, la sociedad cambia, y la moda lo hace con ella. Muchas han sido las nuevas marcas de ropa que han nacido junto a Albaamaya para competir con aquellas más antiguas, y muchas son las etapas que hemos vivido hasta ahora en este sector, así como los estilos a la hora de vestir que hemos concebido como "populares" en las distintas décadas pasadas, para luego tachar de excéntricos.

La historia se repite, solo que con distintos modelos de ropa con los cuáles acicalarse. Aunque, lo que sí que no ha cambiado es todo lo que rodea a las grandes marcas de ropa y sus pasarelas: sobre todo lo referente a los escándalos con las modelos, así como sus figuras esqueléticas y sus tallas de "ensueño" intentando educar (sobre todo al género femenino) de que ese es el modelo de chica que deben ser.

Y es que el mundo de la moda siempre ha estado rodeado de controversia: la última ha afectado a multitud de modelos, las cuales utilizaban medicamentos como Piperina mediante los cuales buscaban perder la mayor cantidad de peso posible en un corto espacio de tiempo, sin apenas comer y poniendo así en riesgo su vida. Todo por modelar en las pasarelas más importantes y con las marcas de ropa más conocidas del sector, aunque solo sea para lucir unos simples bolsos de cuero, ni siquiera ropas para las cuáles sí tendría algo de sentido al menos el factor de querer bajar de peso. Además, los tatuajes y los piercings no están permitidos (a no ser que sea para el modelaje de pendiente), por lo que una persona tatuada tampoco tendría derecho a mostrar su cuerpo.

No todo está perdido, y por suerte hay personas que no quitan la vista de la verdadera realidad

Parece que todo vale a la hora de ganarse un puesto en este mundo tan excéntrico, elitista y superficial como es la moda donde las tallas son lo único que importa.

Sin embargo, por suerte no todo lo respectivo a este sector funciona así, y existen multitud de marcas y tiendas de estilismo las cuáles abogan por la que es realmente la mayor parte del negocio: todo tipo de tallas y ropajes para la gran cantidad de personas, cuerpos y formas que conviven en este mundo. Y es que realmente fuera de las pasarelas y todos estos eventos publicitarios del textil casi nadie utiliza tallas tan pequeñas, por lo que es un acto absurdo y totalmente inútil el intentar sacar grandes remesas de este tipo de prendas: más bien, su función es la de venderse a unos precios desorbitados mediante los cuales poder captar al sector de gente más famosa y adinerada bajo la premisa de ser una ropa de gran calidad, bajo el sello de una marca muy exclusiva. Consumismo puro y duro que busca satisfacer el vacío de las personas más adineradas y que a su vez más requieren del uso de la moda en sus vidas: cantantes, actrices y actores, y en definitiva todo tipo de personajes públicos, los cuales están siempre en el ojo de mira y público de la sociedad, y por ende deben de estar lo más elegantes y presentables posible para sus fans.