COMPARACIÓN CON LOS ANIMALES

Científicos saudíes dicen que la mujer es un mamífero, no un ser humano

Hasta este momento la mujer era considerada un objeto. Así, en en el reino saudí ahora el género femenino tendrá garantizado derecho a alimento y agua, además del respeto y atención. Y no es broma

Arabia Saudí acepta a la mujer como mamífero gracias a un estudio científico.
Arabia Saudí acepta a la mujer como mamífero gracias a un estudio científico.
Científicos saudíes dicen que la mujer es un mamífero, no un ser humano

Las mujeres serán consideradas mamíferos en Arabia Saudí tras un estudio científico que ha llegado a esta aberrante conclusión. Aunque parezca mentira, la resolución del estudio supone un gran paso adelante para los derechos de la mujer en Arabia Saudí y podría alterar todas las leyes aplicadas actualmente en el país, según explica Jillian Birch, portavoz de Amnistía Internacional.

“A partir de ahora, las mujeres serán consideradas como miembro de la clase de los mamíferos, mientras que antes las mujeres compartían la situación jurídica de un objeto, similar a un electrodoméstico”, afirma la portavoz de la Red de Acción de Liberación de la Mujer, Jane Austin.

El veredicto supone un gran progreso para la mujer en un país donde no está permitido al género femenino desplazarse sin un pariente masculino, conducir, viajar, abrir una cuenta bancaria sin permiso del marido, mostrar su belleza con ropa o maquillaje, darse un baño en la playa donde haya hombres, relacionarse con hombres, hacer ejercicio delante del género masculino, probarse ropa en las tiendas, leer revistas femeninas, entrar a cementerios o incluso comprar una muñeca Barbie, o del cualquier otro tipo.

“Las mujeres ya no serán consideradas simplemente como objetos sin alma, sino como mamíferos de pleno derecho, con los mismos derechos que otros animales de su especie, como camellos o cabras”, explica Jane Austin y añade que “las mujeres siguen estando lejos de ser consideradas 100% humanas, pero su condición mejorará drásticamente con esta decisión”.

El veredicto no ha logrado el apoyo unánime entre las autoridades religiosas y la élite política, según reconocen los expertos. “Si antes las mujeres tenían los mismos derechos que una silla o una mesa y eran vistas como propiedad individual, ahora tienen un rango equivalente al de algunas especies animales, y por lo tanto, deben recibir al menos la alimentación y el agua, además de un mínimo de atención y respeto”, asegura el analista político especializado en el Medio Oriente, Anthony Bochstein, y añade que “podría suponer turbulencias significativas en el estado actual de la situación jurídica y del sistema judicial de Arabia Saudí”.