SALUD

¿Problemas de espalda? Cuida tu columna vertebral

La escoliosis y la hernia de disco son dos de las principales enfermedades que se producen en la columna vertebral 

¿Problemas de espalda? Cuida tu columna vertebral.
¿Problemas de espalda? Cuida tu columna vertebral.
¿Problemas de espalda? Cuida tu columna vertebral

¿Cuidas al máximo tu columna vertebral? Los problemas de espalda son cada vez más frecuentes en una sociedad habituada a las malas posturas, y en general, a dar un mal descanso a una de las partes más importantes del cuerpo. La espalda sufre mucho día a día, y conviene prestarle atención y cuidarla para evitar problemas en ella.

La aparición de enfermedades en la columna vertebral puede provocar dolor intenso, y en muchos casos incluso limitar los movimientos de la espalda. Si no son tratadas a tiempo estas pueden generar un grave problema a la persona, la cual tendría que empezar a tratarse con aparatos ortopédicos, o en algunos casos incluso a través de la cirugía.

Las principales enfermedades que afectan en la actualidad a la columna vertebral son la escoliosis y la hernia de disco, la cuáles vamos a analizar a continuación.

¿Qué es la escoliosis?

Esta es una enfermedad que afecta a una gran cantidad de personas en el mundo, y consiste en una curvatura que se produce en la columna vertebral. La columna queda torcida hacia un lado y por norma general, adopta forma de letra C o S.

Este tipo de problema en la espalda tiene diferentes grados; es decir, puede que sea una curvatura leve que solamente necesita la revisión de un médico, o puede que sea una torcedura grave que no permita llevar una vida normal a la persona. En este último caso será necesario acudir a un especialista y empezar un tratamiento lo antes posible.

La escoliosis es un tipo de enfermedad que suele aparecer en la etapa de adolescente (10 – 12 años), debido a que muchas veces la columna no está preparada para el total desarrollo del cuerpo que se produce a esta edad. Sin embargo la escoliosis lumbar también puede aparecer en personas adultas y provocar grandes dolores de espalda.

A día de hoy todavía se desconocen las causas de la aparición de esta enfermedad, pero lo habitual suele ser que aparezca por algún tipo de golpe (accidente de coche) o por una infección. Por eso ante cualquier dolor o molestia en la espalda es recomendable acudir a un médico, para prevenir cualquier tipo de enfermedad o para aplicar tratamiento para la escoliosis si es necesario.

¿Y la hernia de disco?

Esta es otro tipo de enfermedad que afecta a la columna vertebral, y que consiste en la degeneración de un disco vertebral. Al degenerarse, este filtra en el canal espinal el gel interior que lo compone generando la conocida hernia de disco o hernia discal.

Al igual que ocurre con otras enfermedades, la hernia de disco tiene diferentes grados en función del tipo de dolor que tiene el paciente. Para saber los síntomas de la hernia discal y poder realizar un buen diagnóstico de esta, los médicos diferencian entre nervio pellizcado y dolor de disco.

El nervio pellizcado se produce cuando un paciente tiene una hernia de disco sintomática, la cual no le produce excesivo dolor. Este tipo de dolor se denomina “radicular” y puede afectar a la propia espalda, al cuello, a las piernas o incluso a los brazos.

Por otro lado está el dolor de disco, que se produce cuando un paciente tiene un disco degenerado de forma sintomática, es decir el dolor es bastante grande y difícil de soportar. Este tipo de dolor se suele llamar dolor axial.

Por lo general, este tipo de enfermedades pueden aparecer tanto en la columna cervical, como en la torácica o en la lumbar, aunque lo más común es que aparezcan en la parte baja de la espalda (que suele ser la que más carga de peso sufre en la rutina diaria).

En definitiva, ante la aparición de cualquier tipo de dolencia en la columna vertebral lo más recomendable es acudir a un especialista médico para que se encargue de analizar los problemas de espalda. No bastará únicamente con una resonancia, ya que estas enfermedades no afectan por igual a todas las personas y en muchos casos la causa del dolor puede ser específica del paciente.