EN BUSCA DEL BIENESTAR

Complejos y problemas estéticos relacionados con el hombre y la mujer

Qué les preocupa a ellos y a ellas y les acompleja

La preocupación por los problemas estéticos en los hombres es muy habitual.
La preocupación por los problemas estéticos en los hombres es muy habitual.

En una sociedad como la actual, con una carga tan grande superpuesta en el ámbito de la estética y lo superficial, nos encontramos ante un nuevo estilo de vida, en el cual se potencian de forma desmesurada el culto al cuerpo, o el estilismo de cada persona, buscando la perfección en cuanto al físico y lo externo. Tanto es así, que actualmente podemos encontrarnos con algunas personas que son auténticas esclavas de la moda, teniendo un serio problema con respecto a las compras compulsivas, y por ende en su economía personal, etc. O también otras tantas que no son capaces de practicar con responsabilidad las actividades de gimnasio, así como las complementarias a esta práctica (véase la suplementación, o inclusive las sustancias que no están permitidas), requiriendo en ambos casos de ayuda psicológica profesional para poder salir de este tipo de prácticas tan nocivas, con las cuáles poco a poco van consiguiendo justo el efecto contrario al que buscan: destruirse tanto por dentro, como por fuera.
 

Los problemas estéticos no acaban aquí, ni mucho menos, ya que son muchos y muy variados aquellos de los que se tiene constancia que puede padecer una persona, con claras distinciones y tendencias cuando se trata de una mujer o un hombre.

Principales preocupaciones estéticas de un hombre

Normalmente, suelen ser las personas dentro del género masculino aquellas que más ayuda psicológica necesitan, ya que son los más propensos a caer en este tipo de prácticas nocivas para su organismo, ya que lo fuerzan y deterioran hasta grandes límites. Los hombres son mucho más atrevidos por naturaleza en su mayoría, y ello les hace lanzarse a "soluciones" drásticas en cuanto al cuidado y la mejoría de su cuerpo y forma física, que sobre el papel pueden parecer muy esperanzadoras, pero cuya realidad luego es muy distinta.

Hemos hablado del tema de las sustancias como los esteroides, muy comunes en varones para potenciar su rendimiento físico en el gimnasio, así como los posteriores resultados estéticos, y ciertamente son los problemas más comunes según estadísticas, pero aún se ven superados por otro complejo que tiene un mayor peso en la conciencia y la vida de un varón: el tamaño de su pene.

Sin duda alguna el miembro masculino es la muestra de virilidad más evidente en el cuerpo, y existen extrañas y a menudo innecesarias comparaciones que hacen sentir ciertos aspectos depresivos a muchos de éstos, los cuales acaban acomplejándose por el tamaño de su miembro, y buscan soluciones rápidas mediante las cuáles poder aumentarlo, sin saber que sólamente existen dos formas de conseguir dicha finalidad: o bien mediante ejercicios prácticos caseros como los expuestos en comoalargarelpeneya.com, o bien mediante la cirugía estética (sin duda alguna mucho más efectiva, pero también considerablemente más cara).

Mientras tu problema sea estético: ya sea un complejo, una malformación, etc. Y no suponga ninguna enfermedad futura, debes de tener la mente fría y pensar con delicadeza en que tiene solución, tan solo necesitas tiempo o dinero para ponerla en práctica.

Principales preocupaciones estéticas de la mujer

En cuanto al sector de la moda y el textil, o las compras, también mencionado anteriormente como un claro ejemplo de la base del problema social existente en cuanto a la estética y lo superficial, podemos encontrar datos que avalan cómo la mayoría del género femenino es quien se ve afectado por este factor, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que todo el ámbito publicitario y relacionado con el marketing con respecto a las mujeres, está enfocado claramente a la belleza: ya sea la depilación, el maquillaje, etc.

En cuanto a los problemas estéticos superficiales o posibles complejos, también hay un claro ganador: mientras que los hombres se preocupan por el tamaño de su pene, las mujeres lo hacen por el de sus pechos, siendo muy común y popular una intervención de cirugía estética en este sentido, de forma que ellas puedan aumentar un par de tallas (o lo que así deseen), al igual que ellos puedan agrandar su miembro viril, y contentar a ambos géneros en base a una de sus mayores preocupaciones.