EN MALLORCA

Nadal entrena en Mallorca para ser número uno tras Wimbledon

El balear se entrena duramente en las instalaciones del WTA de Mallorca, con el objetivo de levantar su tercer Grand Slam en el All England Club de Tenis

Rafael Nadal entrena en Mallorca.
Rafael Nadal entrena en Mallorca.
Nadal entrena en Mallorca para ser número uno tras Wimbledon

Rafael Nadal ha incidido con insistencia en que ascender al primer escalón del ranking no es ninguna prioridad para él. Sin embargo, tras la primera mitad de año, resulta complicado mirar hacia otro objetivo que no sea ese. Un buen inicio de curso, refrendado en la gira de arcilla con cuatro títulos, entre ellos Roland Garros, le han permitido auparse a la segunda plaza de la clasificación, algo difícil de imaginar a final del año pasado, cuando tras una lesión de muñeca optó por no regresar a las pistas.

Pese a que Murray se mantiene al frente del trono ATP, lo cierto es que 7960 puntos de los 9390 que tiene están en riesgo de ser perdidos en la segunda mitad del curso, donde el británico conquistó prácticamente todo tras tomarle la medida a Djokovic. Nadal, en cambio, suma 7285 puntos, casi todos cosechados en esta primera mitad de año, pues de Wimbledon en adelante tan sólo defiende la insignificante cifra de 370 puntos. El propio Federer lo dijo: “Yo necesito ganar, Rafa mantenerse sano”. Nadal lo tiene muy cerca.

El giro podría producirse incluso en Wimbledon, aunque para ello el tenista manacorense tendría que ganar el título. El español suma dos títulos en el All England Club de Tenis y, curiosamente tanto en 2008 como en 2010, llegó después de conquistar Roland Garros sin ceder un solo acto. Algo que se ha repetido en este 2017, donde ha alzado la Copa de Mosqueteros por décima ocasión, en esta ocasión tras ceder menos juegos y pasar menos tiempo en pista que nunca.

De forma contradictoria, impera otro dato que invita a pensar lo contrario. Siempre que Nadal llegó a Wimbledon sin disputar una cita previa sufrió. Sin embargo, el balear es consciente de la decisión que ha tomado. Su asfixiante calendario, concentrado sobre arcilla con el objetivo de exprimirse su superficie idílica, ha dado el resultado óptimo y la hierba se erige como el escenario perfecto para tomarse un respiro. Una forma de simular, en menor medida, la decisión que llevó a cabo Federer sobre el polvo de ladrillo.

El español anunció que los médicos le habían aconsejado ausentarse de Queen’s y en sus redes sociales mostró lo apenado que estaba por no acudir a un evento que le tenía a él como principal atractivo. El próximo año, quién sabe, Londres podrá contar durante más tiempo con la presencia de Nadal.

El balear, mientras, se ejercita en Mallorca, como puede observarse en este vídeo grabado por Alvaro Díaz, fotógrafo oficial del WTA de Mallorca. Tras pasar unos días con su familia y disfrutar de los éxitos, acude diariamente a la sede del evento femenino que reúne a algunas de las mejores raquetas del mundo, entre las que se encuentra Azarenka, que regresa a las pistas tras un embarazo. Nadal aprovecha la cercanía de esas perfectas instalaciones (torneo inaugurado en 2016) para preparar su asalto de cara a Wimbledon, como puede vislumbrarse en un vídeo grabado por la organización oficial del WTA Mallorca.