SE LANZARÁ EN SEPTIEMBRE

Sharapova sacará dinero de su dopaje

A una semana de su regreso, la rusa ha mostrado la portado de su autobiografía. La historia de una joven que huyó del drama de Chernobyl tiene la superación del dopaje como un final perfecto

María Sharapova.
María Sharapova.
Sharapova sacará dinero de su dopaje

La próxima semana el torneo de Sttutgart acogerá a las mejores raquetas del circuito. Entre ellas, María Sharapova, que sin duda será la que tiña de emoción el primer evento femenino de entidad sobre arcilla. Casi un año y medio después, la siberiana vuelve después de su positivo en meldonium. Una sustancia que la ha apartado del circuito, pero que no la ha impedido mantener el status de su figura. La rusa siempre ha sabido rentabilizar su fama más allá de las pistas, ya sea con su faceta de modelo o de empresaria, que la ha llevado a sumar una cuantía de dinero descomunal. El último paso, la publicación de su autobiografía. 

La rusa, perdonada

La rusa posee una mente brillante, que la ha permitido seguir metódicamente una serie de pasos para que su imagen no cayera un ápice. Fue ella misma quién anunció su dopaje, con un rostro triste, y con alegaciones al desconocimiento y a la necesidad para tratar su diabetes. Su importancia en un circuito que con las múltiples ausencias de Serena Williams se ha quedado ‘huérfano’ de históricas ha propiciado que los sponsors nunca la dieran la espalda del todo. La mayoría actuó como la ONU, que públicamente insistió en que la rusa retomaría su cargo de embajadora cuando expirara su sanción.

Ha acumulado diferentes exhibiciones, la más sonada en Puerto Rico ante Mónica Puig, vigente campeona olímpica. Y conforme se ha acercado la fecha de su regreso, los distintos eventos han hecho oficial que le concederán un ‘wild card’, algo que numerosos tenistas han criticado, alegando que tras el dopaje, debería ganarse su derecho a codearse de nuevo con la élite. Hasta Roland Garros ha rectificado, y debate ahora si invitarla a pesar de haber incumplido la normativa. Ella, ajena a todo, ha guardado silencio y se ha limitado a compartir en sus exitosos perfiles de redes sociales instantáneas de sus duros entrenamientos.

El dopaje, un desenlace ideal

Quince meses después retornará a las pistas, y lo hará el próximo miércoles, justo el día en el que expira su sanción. Hasta en ese aspecto ha sido permisiva la organización del torneo germano, que curiosamente comparte patrocinador principal con Sharapova (Porsche). De negocios va el asunto, pues el de la rusa, Sugarpova, ha desplegado por completo. No satisfecha, la siberiana prepara otra fuente de ingresos que será un ‘boom’ en el mercado: sus memorias.

‘Mi vida hasta ahora’ se titula el libro, cuya portada compartió el pasado miércoles. Sin duda, un nombre que invita a diferentes ediciones según transcurra el tramo final de una carrera que Sharapova espera prolongar hasta los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Decidió lanzarlo a finales de 2015, cuando aún no conocía su sanción, pero la fecha de publicación final será este mes de septiembre, justo con el US Open. Algunos ya han reservado sus libros, que tendrán la rubrica de la protagonista. 

Como sucedió con Agassi, su historia ha dado un giro dramático que garantizará un interés mayúsculo. Una narración que arranca con su huida de Chernobyl y que culmina con la capacidad para regresar tras la sanción por dopaje.