INVITADA A BIRMINGHAM

Sharapova confía en la llamada de Wimbledon

La tenista rusa, que tras retirarse en Roma se quedó sin opciones de acceder por ranking al tercer Grand Slam del curso, se entrenará en hierba a la espera de una invitación

María Sharapova.
María Sharapova.
Sharapova confía en la llamada de Wimbledon

El regreso de María Sharapova ha sembrado más polémica que sus quince meses de ausencia tras dar positivo en meldonium antes del Abierto de Australia 2016. La tenista rusa ha obligado a los diferentes eventos a decidir si concederla, o no, una invitación ante su falta de ranking. La siberiana, por fortuna, no deberá retroceder al pasado para jugar torneos ITF, ya que tal y como comentó su mayor hombre de confianza todos los organizadores ansían contar con uno de los mayores iconos del tenis femenino en la última década.

Bueno, todos no. Roland Garros, el Grand Slam que tendrá lugar en menos de un mes, ha decidido tras semanas de debate no apostar por ella. Una decisión difícil que dejaron entrever tiempo atrás, cuando aseguraron que sería contradictorio destinar dinero a la lucha contra el dopaje y después facilitar el ingreso de una tenista con antecedentes de este tipo. Pese a cuajar un regreso inmaculado, con semifinales en Stuttgart, los octavos de final en Madrid y su retirada en Roma la ha impedido progresar más en el ranking, donde ya figura entre las 200 mejores raquetas del circuito.

Por tanto, nada puede hacer Sharapova para estar en el tercer major del curso. Un impedimento que según mostró en redes sociales le da más fuerzas de cara al futuro. “Si esto es lo que se necesita para levantarse de nuevo, entonces estoy en el camino, cada día. Ninguna palabra, juego o acción me impedirán alcanzar mis sueños. Y tengo muchos”, puso para responder al comunicado oficial de Roland Garros.

Con poco más de un mes de margen, el embrollo pasa ahora a Wimbledon. El evento, que basa su ranking en las últimas actuaciones en hierba, no puede aplicar ninguna artimaña para contar con la rusa. La única vía es concederla una ‘wild card’ aunque sea para la fase previa. Pero tras la negativa de Roland Garros, el sí de los británicos podría no ser bien recibido. Algo que no parece importar demasiado, ya que Birmingham, un evento bajo el mando de la misma Federación y que sirve como preparación a la gran cita, ha decidido contar con ella.

“Estoy muy contenta con poder volver a jugar en Birmingham como preparación para Wimbledon. estoy muy agradecida a la Federación Inglesa por esta oportunidad”, ha expresado la tenista rusa. El presidente de la Federación Inglesa, Michael Downey, ha afirmado que no se trata de una “decisión tomada a la ligera”, sino que se basa en “el buen nivel” que ha mostrado la siberiana en los últimos eventos. A cambio, se garantizan la presencia de la famosa jugadora también en 2018.

Sharapova pasa de la tierra a la hierba, en lugar de prepararse para el cemento, superficie hasta el final de la temporada. La siberiana se muestra confiada de cara a una posible invitación de Wimbledon, donde se dio a conocer hace más de una década (título en 2004 ante Serena Williams).