MUNDIAL DE WATERPOLO

España, plata tras tropezar de nuevo ante EEUU

Las pupilas de Miki Oca, como ya sucedió en la fase de grupos, no fue capaz de sostener el pulso ante las americanas (13-6). La plata, no obstante, certifica su excelso campeonato

España cede ante EEUU.
España cede ante EEUU.
España, plata tras tropezar de nuevo ante EEUU

Los precedentes eran certeros. Cuatro duelos en los dos últimos años, y cuatro triunfos de Estados Unidos. El más reciente, en la fase de grupos de este mismo campeonato del Mundo. 12-8 se impusieron las pupilas de Krikorian, un equipo cuya juventud (22 años de media) parece anecdótica. Un recuerdo que debía ser ilustrativo para España, ilusionada tras su triunfo ante Canadá en semifinales. El primer cuarto presentó una gran equidad. EEUU amenazó primero con un lanzamiento al larguero, y golpeó después con un tanto tras un despiste que dejó a Laura sin ninguna opción de detener la bola.

Bea, activa en los primeros compases, igualó la contienda con un disparo lejano. En cambio, otra superioridad numérica le bastó a las americanas para volver a desequilibrar la balanza. Oca solicitó tiempo muerto y felicitó a sus chicas: “Está muy bien”. El técnico tan sólo tuvo que aclararles que había que “trabajar más duro con las boyas”. En los dos minutos restantes, todo se mantuvo intacto.

El segundo cuarto se guió por sensaciones. España arrancó mejor, con Paula Leitón como protagonista. Ésta provocó el penalti de Williams, que se encargó de ejecutar con acierto Anni Espar. Neushul reaccionó de inmediato, pero el trabajo de España volvió a dar sus frutos poco después. Fue Bea, de nuevo, la que puso las tablas. Esa buena inercia cambió en cuestión de segundos, con dos zarpazos de EEUU. Primero fue Neushul, desde ‘la 2’, y después Musselman, desde la izquierda, con un lanzamiento que entró por la escuadra. Un 5-3 inamovible al descanso, pese a los dos palos con los que se topó Anni Espar.

En el tercer cuarto la ilusión se apagó por completo. El golpe fue duro, demasiado como para presentar cualquier respuesta. Y eso que Anni Espar acortó diferencias en el inicio (5-4) con un gol cuando restaban tres segundos para el final de la posesión. Pero el golpe de realidad no tardo en llegar. Rachel Fattal, Neushul, desatada, Steffens y Fischer ampliaron la diferencia hasta el 9-4. Paula Leitón maquilló el marcador, que volvió a presentar holgura al instante tras un golazo de Musselman que puso el punto y final al tercer asalto (10-5).

 La situación no varió un ápice en el último cuarto. Steffens y Neushul evidenciaron una diferencia de efectividad que marcó el duelo. Estados Unidos, con un equipo nuevo respecto a los Juegos Olímpicos, exhibió una base sin fin capaz de hacer historia a su paso. Musselman, inmensa, amplió hasta el 13-5. Ambos conjuntos gastaron los tiempos muertos y Espar se dejó gustar con un último tanto (13-6), que no mejoró un desenlace carente de emoción.