LA NBA SE “RELAME” LOS DEDOS ANTE LA POSIBILIDAD DE FICHAR AL JUGADOR

Doncic, el niño prodigio del Madrid que hace vibrar al baloncesto mundial

Él es esloveno y, a sus 18 años, dejó a una España mermada fuera de la final. Una selección que pudo haberle tenido entre sus filas y que, sin embargo, le tuvo enfrente y ante el que tuvo que soportar su gran juego y sus tiros fáciles desde la línea de tres. Ha sido una revelación en el Eurobasket, cautivando a los responsables de las franquicias de la liga estadounidense

Luka Doncic en el Eurobasket. | Twitter
Luka Doncic en el Eurobasket. | Twitter
Doncic, el niño prodigio del Madrid que hace vibrar al baloncesto mundial

Abril de 2012, Torneo Lido di Roma. Un joven jugador esloveno de apenas 13 años se convierte en MVP del torneo con el equipo de su ciudad natal, el Olimpija Ljubljana, al anotar 41 puntos en la semifinal y un triple-doble de 54 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias en la final. Llevaba el dorsal número 4. Su nombre: Luka Doncic.

Hijo del exjugador esloveno y actual entrenador de baloncesto, Sasa Doncic, ha pasado de limpiar la mopa en los partidos del equipo de su ciudad natal a ser la joven promesa del Eurobasket. Tras esos dos partidos en el torneo romano, Luka consiguió ponerse en el ojo de muchos equipos europeos. Entre ellos, el Real Madrid, club donde hoy milita.

Solo han pasado cinco años desde que la joven promesa iniciara su formación en el club merengue. Dos años en las categorías inferiores, y uno más entre el equipo Junior y el “B”, le convirtieron en uno de los líderes indiscutibles de esas categorías inferiores donde logró varios campeonatos y títulos a nivel particular (MVP del Campeonato de España y Madrid Junior 2015, entre otros).

Una fecha, una promesa

A partir de ahí todo ha sido hablar de talento, nivel, precocidad, convicción, posibilidades…un sinfín de adjetivos por los que el Madrid se ha frotado las manos. Y de qué manera. Tras ser nombrado como uno de los mejores jugadores emergentes del panorama europeo, debutó con el primer equipo del Madrid el 30 de abril de 2015, año en el que se incorporó de manera oficial al primer equipo. Solo tenía 16 años y dos meses. Era y sigue siendo joven, pero siempre tiene las cosas claras. Luka trabaja, suda, escucha a sus compañeros sin un mal gesto; si falla, levanta la cabeza para aprender.

Tuvo un inicio espectacular. Disputó la Supercopa de España, la Copa Intercontinental y la Liga ACB -siendo el jugador más joven de la competición- y en la que se proclamó vencedor. A ella se sumó su debut en la Euroliga frente al Basketbolny Klub Khimki. Pero fue contra el Bilbao Basket donde logró sus mejores marcas: 15 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias y un 22 de valoración.

Una temporada después (16/17) su progreso continuó dando de qué hablar. Sus estadísticas no hicieron más que mejorar, hasta el punto de convertirse en el jugador más joven en acaparar un MVP del partido, ser Miembro del Mejor Quinteto Joven de la Liga Endesa 2016-2017 y el Mejor Jugador Joven de esa misma temporada.

No tiene comparación

Continúa igual. A sus 18 años de edad el “Wonder Boy”, el chico maravilla, como le apodan, parece dominar todos los registros; ya lo decía su padre: “Luka puede hacer de todo. No me gusta compararle, pero creo que tiene un poco de Toni Kukoc, ve el juego como Dejan Bodiroga, se mueve como Drazen Petrovic y pasa como Milos Teodosic”.

Puntos, rebotes, asistencias, tapones, transiciones, canastas en el último segundo, triples imposibles…el chico lo tiene todo. Solo tiene 18 años, pero todo el mundo sabe que en cuanto pueda se marchará a la NBA, una liga que le espera para el draft del año 2018, al que aspira a ser número uno gracias a sus estadísticas cosechadas en el Eurobasket.

España le ha visto crecer, primero en el Madrid y ahora frente a la selección. Scariolo le pudo tener entre sus filas, pero el joven jugador prefirió irse a la selección donde militó su padre, Eslovenia, y que nos quitó el sueño de jugar otra final. Ha promediado 14,8 puntos, 8,1 rebotes y 3,6 asistencias a lo largo del torneo, ha firmado actuaciones colosales, como sus 27 puntos contra Letonia en cuartos de final, y ha sido escogido en el quinteto ideal. La ÑBA sufrió sus embestidas, sus tiros de tres…en un encuentro en el que fue autor de 11 puntos, 12 rebotes y ocho asistencias.

No solo los directivos de la NBA han quedado embelesados con su juego, sino también todo el público y amante del baloncesto. Tiene que mejorar, como toda joven promesa, pero su talento y su carácter no se lo cambia nadie. En definitiva, estamos ante una de las mejores promesas del baloncesto europeo desde Pau Gasol. Un ‘killer’ fuera y dentro de zona. Y ha sido en este Eurobasket donde el chaval de 2 metros ha corroborado lo que todos esperábamos: ha llegado a la élite para triunfar.