ALOJAMIENTO GRATIS

Cómo viajar sin un duro

Cómo viajar barato es uno de los enigmas mejor resueltos a día de hoy. La respuesta está en el mundo digital: Internet nos lo ha puesto fácil. Ofertas de vuelos, webs y blogs temáticos, son algunas de las alternativas

Fira, capital de Santorini.
Fira, capital de Santorini.
Cómo viajar sin un duro

Cuando te pica la mosca del viajero, nunca te llegas a curar del todo. La comunidad científica todavía no ha encontrado una vacuna preventiva, es contagiosa y el que la sufre, la disfruta.

Hablamos de viajar y descubrir nuevos mundos y culturas, sabores y olores, lenguas indescifrables, subir edificios que parecen tocar el cielo, aventurarse en selvas con sonidos que nunca antes habías oído y conocer de cerca a personas tan distintas y a la vez tan iguales a ti.

Y no estamos hablando de dejarlo todo y dar la vuelta al mundo sin viaje de regreso, sino también de salir un fin de semana a un pequeño pueblo de tu región, a pasar las vacaciones por Europa con tus amigos, a acampar bajo la luna en el puente de agosto e incluso a descubrir rincones de tu ciudad que desconocías.

Viajar, como puedes ver, es un concepto muy amplio en el que todo el mundo tiene cabida.

Y al decir todo el mundo nos referimos desde los que van en su propio jet privado a las islas Mauricio, hasta los mochileros en el sudeste asiático o los que viajan organizados por el Imserso. Diferentes necesidades y diferentes bolsillos.

Cómo viajar barato es uno de los enigmas mejor resueltos a día de hoy. La respuesta está en el mundo digital: Internet nos lo ha puesto fácil. Veamos exactamente cómo.

Ofertas de vuelos y otros trucos

Con el auge de Internet y la aparición de las líneas de bajo coste, se ha cambiado la luna de miel en Mallorca por luna de miel en Cancún, como mínimo. Volar dentro de Europa o entre países asiáticos, por ejemplo, pueden costar lo mismo que llenar el depósito de gasolina del coche.

Con el tiempo han surgido un sinfín de webs en el que encontrar vuelos por fecha, por destino o por presupuesto. Por ejemplo si queremos visitar Santorini en las Islas Griegas ya no hemos de acudir, como se hacía antaño, a una agencia de viajes. Podemos acceder a la web de me marcho a Santorini y encontrar vuelos económicos a la Republica Helénica, además de muchos  consejos, trucos e información interesante sobre el lugar. 

Webs y blogs temáticos

Siguiendo la línea de lo anterior, pero sin tener específicamente un buscador de vuelos incluido, tenemos a todos esos blogs y webs de viajes que podríamos distinguir en dos:

Webs de información sobre un lugar determinado, como esta web sobre turismo en Tailandia en la que encontramos itinerarios, rutas alternativas, qué hacer, qué comer y cómo ahorrar dinero en tu viaje a Tailandia. Son sitios imprescindibles para obtener información actualizada de antemano para evitar sorpresas y saber cómo movernos de la mejor manera por el país.

Diarios personales de viajeros. Se trata de blogs en primera persona en los que viajeros y viajeras de todo el mundo relatan sus experiencias y aventuras desde un punto de vista subjetivo pero con muchos consejos de tú a tú que no puedes encontrar en webs oficiales. Trucos de viajero a viajero que ningún guía te va a enseñar, lugares que no aparecen en la Lonely Planet, restaurantes locales que no están en el número 1 de Tripadvisor y excursiones por tu cuenta que nunca te explicarán en la oficina de turismo.

Lo bueno de estas webs es que es muy fácil ponerse en contacto con sus creadores/as y las dudas más inmediatas se solucionan al momento, estableciéndose así una red mundial de viajeros en contacto.

Compra, venta e intercambio

Una de las mejores formas de ahorrar en un viaje es intercambiar objetos o comprar cosas de segunda mano. En el caso de Vietnam es muy popular en la ruta comprar una moto Honda Win 110 de segunda mano en el sur y venderla en el norte, o vice versa. Pero, ¿se te había ocurrido hacerlo con un barco?

Si te apasiona el mar pero cuando ves barcos en venta se te cae el mundo a los pies por sus elevados precios, existe la posibilidad de comprar barcos de segunda mano. Para ello, basta con acceder a una web como esta de barcos de ocasión en la que podrás encontrar algo a tu medida.

Asimismo, cada país tiene sus páginas en las que cualquiera puede intercambiar o vender mochila, ropa y parte de su equipaje viajero que no utilice.

¡Alojamiento gratis!

Tal como lo oyes, es posible viajar y no pagar nada por el alojamiento. Existen comunidades online en las que personas de todo el mundo, sin pedir nada a cambio, ofrecen un sofá o una cama para que pases la noche sin tener que preocuparte por los gastos. A cambio tan solo se comparten experiencias y opiniones, y se establecen relaciones de amistad que incluso pueden durar años. Su nombre es Couchsurfing y cada vez está más extendido en todo el mundo.

También puedes ofrecer tus servicios, ya sea limpiar, hacer de recepcionista o cuidar de los niños de la casa a cambio de una cama y comida. Aunque por supuesto no hay límite de edad, esto es una oportunidad perfecta para los y las jóvenes que quieren salir a descubrir el mundo pero no tienen subvención parental detrás.

¿Y si me quiero quedar en casa?

¡Pues perfecto! Si en tus vacaciones lo que necesitas es no moverte de tu hogar, has de darle a tu cuerpo lo que te pide. Puedes aprovechar y hacer un poco de “manitas” y arreglar el aspecto de tu terraza o jardín, por ejemplo.

El uso de césped artificial puede ser una solución limpia y estéticamente muy agradable en lugar de un frío suelo gris de nuestro patio. El césped artificial se puede comprar por metros, así que lo puedes ajustar al milímetro y así darle el aspecto más natural posible. Ya verás cómo una vez arreglado la familia pasará más tiempo junta ya sea comiendo, echando una partida de cartas o simplemente tomando el sol y disfrutando de un verano en casa. ¿Por qué no?