Ventajas de aprender online

Gracias a internet, puedes aprender casi cualquier cosa por tu cuenta en la actualidad. 

Aprender online.
Aprender online.
Ventajas de aprender online

Nunca en la historia hemos tenido la oportunidad de aumentar nuestros conocimientos de manera fácil y eficaz como ahora. Internet es un aula gigantesca, abierta a millones de usuarios y donde se puede encontrar prácticamente cualquier tema del que se quiera aprender. Además, no siempre es necesario pagar por lo que se aprende, ya que hay recursos y expertos que disfrutan compartiendo lo que saben, aunque a veces hay que rascarse un poco el bolsillo, sobre todo si se quiere lograr un título para incorporar al currículum. Sea como sea, hay grandes ventajas en el aprendizaje online. Veamos algunas de las más importantes.

Un aprendizaje a tu ritmo y sin prisas

Este es probablemente el principal punto a favor de aprender en línea. La variedad y el plazo de los cursos te permite encontrar las cosas que te gustan, desde experimentos caseros hasta estudios de postgrado universitario, con la ventaja de no estar sujeto a horarios.

Esta flexibilidad, no obstante, tiene un peligro implícito que hay que evitar. Como nadie te mete prisa para terminar, puede que lo dejes para otro momento. Y otro. Y otro. Pero después de unos cuantos meses, lo único que has hecho es perder el tiempo. Esto pasa sobre todo cuando los cursos por internet son gratuitos, ya que al no afectar al bolsillo ni al reloj, parece que te relajas. No lo permitas.

Aún así, con un poco de organización y disciplina, no sólo puedes aprender. También puedes adelantar a mayor ritmo que con otros métodos.

Titulación oficial y reglada

Salvo algunas excepciones, los estudios que tienen algún diploma o título están dentro de la normativa de enseñanzas regladas. Portales como los cursos online en Udemy aportan certificados que incluso suman puntos cuando te presentas a exámenes o aspiras a cubrir puestos diversos. Piensa, por ejemplo, en oposiciones Correos y trabajos similares, en los que la preparación y los certificados puntúan por separado.

Pero no solo eso. Puedes aspirar incluso a obtener títulos universitarios de forma online. Las propias universidades abren sus puertas a Internet para enseñarte. Algunas veces gratis, como es el caso de los MOOCs o cursos en línea masivos y abiertos. En otras, estudios superiores regulados como las carreras tradicionales.

Y lo mejor: Desde casa

No se puede obviar que los desplazamientos son probablemente la mayor pérdida de tiempo que existe. A no ser que tengas la universidad enfrente de casa, tendrás que invertir tiempo, que a menudo no tienes, para estudiar. Con la enseñanza online te ahorras todo este tiempo, que puedes invertir en estudiar.

Incluso si estudias en un centro, a red te ayuda a mejorar en tus estudios. Antes tenías que ir a la biblioteca para preparar trabajos avanzados, pero hoy lo puedes hacer desde el sofá. Si te han pedido un informe sobre las partes de la célula, no hay más que teclear respuestas.pro/cuales-son-las-partes-de-una-celula y gracias a internet encontrarás toda la información necesaria. A los padres seguro que les encanta no tener que llevar a los niños fuera para que estudien, sino que los pueden ayudar usando recursos en línea.

Aprender online ha contribuido a democratizar un poco la enseñanza. En Internet puedes aprender prácticamente cualquier cosa que te propongas. No hay más que saber buscar y fijarte un objetivo.