HOGAR

Reformas en la casa de ET

Nuestro hogar es nuestra zona de seguridad y confort. Es donde comemos, dormimos y amamos, donde vivimos. En él transcurren mil historias que son únicas y han de suceder en el mejor escenario posible

Reformas en la casa de ET. | DecorObra
Reformas en la casa de ET. | DecorObra
Reformas en la casa de ET

El éxito reciente de la serie de ciencia ficción ‘Stranger Things’ ha sacado del baúl de los recuerdos otras superproducciones que también gozaron del favor del público en el pasado. Aquellas fueron películas de similar ambientación, de parecida textura y por tanto, más que posible fuente de inspiración para los creadores de esta fantástica historia por capítulos que ha revolucionado a millones de incondicionales al género. Los que ya lucen calva o peinan canas hablan hoy a sus hijos acerca de películas de los 80 que contienen míticas escenas reproducidas casi al milímetro en la magnífica serie de Netflix. Sea por razones de puro plagio o con el afán de rendir un tributo el invento le ha salido rentable a sus creadores, los hermanos Matt y Ross Duffer, que se han ganado el favor de crítica y público para aventurarse a una segunda temporada, esperada con impaciencia.

En las aventuras de Eleven y sus amigos se aprecian similitudes con ‘Alien’, ‘Comando’, ‘Cuenta conmigo’, ‘El Resplandor’, ‘Encuentros en la Tercera Fase’, ‘ET’ y con la más reciente ‘Super 8’. Si como alguien dijo “everything is a mix” (todo es un una mezcla de algo anterior) y la nostalgia vende, la fórmula del éxito está servida. Pero, ¿saben qué otro elemento común comparten casi todos estos relatos? El increíble destrozo de los lugares que habitan o por los que pasan sus protagonistas y eso es algo que, aún a sabiendas de que se trata de una ficción, chirría a los amantes de la limpieza y el orden en casa.

Pongan atención (ojo, spoilers) a la serie del momento en el hogar del desaparecido niño Bill Byers y los destrozos que hace su madre Joyce en las paredes para encontrarle en esa otra dimensión; en ‘Encuentros en la Tercera Fase’ su protagonista pone perdida su propia vivienda para reproducir con basuras el aeropuerto ovni que tiene metido en la cabeza; y los ‘hombres de negro’ no dejan mucho mejor la residencia de Elliot cuando ET estira la pata. Estos americanos ven en el destrozo la catarsis mientras que algunos nos empecinamos en su inmediata reparación, porque nos come la vida tanto estropicio con el trabajito que cuesta tener las cosas en condiciones.

Por fortuna no es el caso del común de los mortales. Esos destrozos son parte del espectáculo cinematográfico y precisan de una reconstrucción total que seguro está al alcance del departamento de producción. Para la gente de a pie en cambio, la necesidad de reformas del hogar, de nuestro hogar, surge por otras cuestiones menos contundentes y más amables. Las obras de mejoras se acometen cuando el guión exige un reajuste de espacios, una mejora en las calidades, un cambio en la decoración o simplemente mejoras por el desgaste propio del paso de los años. Hay ocasiones en las que pedimos presupuestos de reformas incluso antes de habitar una casa o un piso recién comprado, para adaptarlo a nuestros gustos o necesidades.

Nuestro hogar es nuestra zona de seguridad y confort. Es donde comemos, dormimos y amamos, donde vivimos. En él transcurren mil historias que son únicas y han de suceder en el mejor escenario posible. Y por muy buenos ‘chapuzas’ que nos creamos, siempre habrá cometidos que realizados por profesionales estarán mejor terminados, y más baratos.

En función de su complejidad, es decir, de los espacios de la casa a los que afecte, será necesaria una reubicación temporal en otra vivienda, bien prestada –más difícil- o en alquiler. De este modo se facilitará la labor de los profesionales. Cuando éste es el caso, hablamos de realizar reformas integrales con las que al contrario de lo que pudiera pensarse se simplifican procesos y plazos.

Encontrar una buena empresa de reformas, seria y solvente, no es tarea sencilla. Todos conocemos miles de testimonios sobre trabajos mal acabados y precios abusivos. Se suele hablar mal de las suegras y de los albañiles que estuvieron en casa. Hasta que se pide asesoramiento a DecorObra. Es un sitio web con los mejores profesionales y empresas dedicadas a la obra, la decoración y los servicios allí donde sean requeridos. Nos ayudan a que conseguir presupuestos de obras y reformas online gratuitos y sin compromiso para que todo sea más sencillo.

Están especializados en construcción, técnicos, instaladores, reformas y obras menores, limpieza, alquiler de maquinaria, guardamuebles y hasta mudanza. Así la reforma comienza entregando las llaves de casa y terminan recibiéndolas con un hogar completamente renovado, a nuestro gusto, tal y como habíamos soñado. Los amantes del género recordarán al bueno de ET anhelando durante toda la película volver a “mi caaaasaaaa” señalando al cielo con la punta del dedo iluminada. Quizá no le gustase lo que vio por estos lares –tampoco es de extrañar- o puede que ya hubiese realizado reformas en su morada planetaria y estuviese como loco por disfrutarlas.