FUNDAMENTOS DEL CULTIVO ORGÁNICO

Protección y producción para un terreno rústico

Lo más efectivo para sentirse protegido es conseguir un buen perro que mantenga a los posibles ladrones a raya, o al menos que cumpla la función de asustarlos y de alertarnos con sus ladridos

Casa en el campo. | Foto de archivo.
Casa en el campo. | Foto de archivo.
Protección y producción para un terreno rústico

Cuando nos hacemos con un terreno en el campo, buscando la tranquilidad, la salud, el descanso y todas las cosas beneficiosas que nos reporta el aislamiento en una zona rural, nos percatamos de lo solos que estamos por las noches e invariablemente, e inmediatamente, buscamos algo de protección. Y como no puede ser de otra forma, lo más efectivo para no estar solo, y además sentirse protegido es conseguir un buen perro que mantenga a los posibles ladrones a raya, o al menos que cumpla la función de asustarlos y de alertarnos con sus ladridos.

La elección de un perro para este cometido dependerá del espacio que tenga para correr y ejercitarse, buscaremos que sea equilibrado y fuerte, mejor si son fáciles de entrenar para evitar una agresividad sin control. Y es que la forma de agresividad más extendida en el mundo canino es la territorial, por eso es importante educarla y guiarla para beneficio del propietario del terreno o de la finca, estimulando y recompensando esta conducta. Pero, del mismo modo, es fundamental evitar que este tipo de agresividad produzca en el dueño un problema difícil de controlar y, muchas veces, de erradicar cuando el animal ya es adulto.

La calidad del Pastor alemán para este cometido está suficiente probada y se le considera la raza de perro perfecta en cuanto a fidelidad, guardián y defensor de su familia humana. Efectivamente, el Pastor Alemán, que es una raza de tamaño mediano, es poseedor de un carácter templado pero valiente. Cuenta con un gran instinto de pelea y la rudeza necesaria para ser compañero, guardián y protector, sin que ninguna otra raza de perro le iguale en estas cualidades, encabezando la lista de los mejores perros guardianes. Pero si quieres saber más cosas de este magnífico animal, entra en pastoraleman10.com e infórmate en la web con el contenido más completo y fiable sobre este fiel compañero.

Y es que la raza de ovejero alemán, como también se le conoce a este grandioso ejemplar canino, es utilizado por cuerpos profesionales, como la policía y las compañías de seguridad. Es, por lo tanto, el perro más útil para guardar zonas rurales, pues además son muy territoriales y en poco tiempo se adaptan y reconocen los límites de su zona, patrullándola con asiduidad y alertando mediante sus ladridos la presencia de cualquier extraño en sus proximidades. Perfectos para las necesidades de aquellos que se van a vivir fuera de la ciudad y necesiten un plus de seguridad. Una vez que tengamos protegido nuestro espacio con un animal protector y duro como el pastor alemán, es el momento de plantearse qué hacer con los metros de suelo que hemos adquirido.

El suelo de nuestra tierra, el potencial necesario para un cultivo responsable

Probablemente quieras construir una vivienda, cuidado porque las leyes de construcción en suelo rústico son muy estrictas. Debes de informarte bien, seguro que querrás una piscina y, con el resto del terreno, cultivar algunas plantas, vegetales sobre todo, que te sirvan para desestresarte y a la vez puedas saber que lo que estas comiendo es sano y natural, sin productos químicos.

Nosotros te aconsejamos que te inicies en los fundamentos del cultivo orgánico, más concretamente en la permacultura. Este es un sistema de cultivo que permite la explotación agrícola respetando el entorno, es en palabras de uno de sus fundadores, Bill Mollison, “el diseño consciente y mantenimiento de ecosistemas agrícolas productivos, los cuales tienen la diversidad, estabilidad y resistencia de los ecosistemas naturales. Es la integración armónica del paisaje y la gente produciendo comida, energía, cobijo y otras necesidades y no materiales de una manera sostenible".

Por lo tanto, todo lo que salga de tu terreno, cultivado de esta forma, formará parte de la agricultura ecológica y por lo tanto, al tiempo que son más sano y sabrosos los alimentos obtenidos, también estarás actuando en favor del medioambiente, respetando sus ecosistemas, aguas subterráneas y vida animal.

Como ejemplo, podemos decir que quedan prohibidos todo tipo de fertilizantes químicos y que estos serán sustituidos por abonos naturales, que el propio recinto produce, o por humus de lombriz, preferiblemente de la lombriz roja californiana, conocida por sus excelentes propiedades nutritivas para el suelo.

La lombricultura es una biotecnología que utiliza a una especie doméstica de lombriz como herramienta de trabajo, encargada de reciclar material de origen orgánico y convertirla en abono de alta calidad. Sirva como ejemplo para conseguir un buen material sobre el que cultivar todos los vegetales que queramos producir en nuestro suelo.

La lombricultura, y otros sistemas responsables y respetuosos con el ambiente, son las técnicas que forman parte de este diseño que va más allá del llamado cultivo ecológico. La permacultura, al ser un sistema holístico que trata de restaurar el daño causado a los sistemas naturales, al mismo tiempo que gestiona los recursos de manera sostenible para beneficio mutuo de la especie humana y la naturaleza, trata de trabajar con la naturaleza, no en contra de ella.

Por lo que si llevas a cabo estas técnicas, estarás creando un sistema sostenible en el tiempo, que se auto regula solo, por lo que no te costará dinero su mantenimiento, procurándote alimento, diversión y belleza a partes iguales.