CURIOSA EXPOSICIÓN

Madelman para celebrar el Día de las FAS en Segovia

La Academia de Artillería de Segovia “recluta” 140 Madelman para celebrar el Día de las Fuerzas Armadas. Hasta el 7 de junio, la exposición “Muñecos en la historia” nos acerca a nuestros ejércitos de una manera original a través de estos emblemáticos muñecos articulados

Exposición “Muñecos en la historia”. | Estrella Digital
Exposición “Muñecos en la historia”. | Estrella Digital
Madelman para celebrar el Día de las FAS en Segovia

Los niños del baby boom de los 60 o generación de los Chiripitifláuticos, liderados por el Capitán Tan, “tan capitán que parece un rataplán”, jugaron hasta la adolescencia y más allá con los muñecos articulados Madelman. Con aquellos hombrecillos de 12 centímetros de altura “dispuestos para la acción”, hechos en plástico, sin genitales ni pies, a los que las botas o aletas se les calzaban encajándolas en los curiosos muñones que tenían al final de las piernas, los niños de entonces vivieron aventuras insuperables.

Estos emblemáticos muñecos conocen ahora una nueva faceta didáctica que les devuelve a la actualidad. La exposición “Muñecos en la historia” reúne a más de 140 “madelmanes” que han sido “reclutados” para recrear la historia de nuestros ejércitos. Esta exposición es una de las actividades promovidas por el Real Colegio de Artillería de Segovia para conmemorar el Día de las Fuerzas Armadas, que este año se celebrará el próximo 6 de junio.

Los que han jugado con ellos saben que todo era posible con los Madelman, bajar a las profundidades abisales, cruzar las junglas más peligrosas, subir las más altas y escarpadas montañas, pasear por el espacio o ser los héroes de las hazañas bélicas más extraordinarias. Los Madelman hechizaban literalmente a los niños de los “Planes de Desarrollo” que esperaban, como agua de mayo, cumpleaños, comuniones o el día de los reyes magos para pedir uno de estos muñecos, embalados en sus cajas transparentes, con ilustraciones según cada personaje, equipados para la aventura (guardia montado del Canadá, Trampero, Alto Mando, etc.) y acompañados de sus necesarios complementos.

La caja del Súper Equipo “Investigación Submarina”, por ejemplo, contenía botellas de oxígeno, gafas, vehículo subacuático, arpón, ánforas rotas, un cofre con tesoro, estrella de mar y su correspondiente pulpo. Otra equipación, el “Kenya Safari” traía todo lo imprescindible para montar un campamento en la selva, además de monos, una pantera y, acorde con la mentalidad de la época, un porteador negro. De esta forma, los muñecos fabricados por Industrias Plásticas Madel podían enfrentarse a cualquier misión en cualquier entorno porque, como anunciaba la publicidad del momento, “los Madelman lo pueden todo”.

Quizá la gran atracción que siempre ejercen estos muñecos, no sólo entre nostálgicos y coleccionistas algo frikis sino también entre el público en general, sea el motivo de haber sido elegidos para acercarnos de una manera muy original a la historia de nuestras Fuerzas Armadas. Detrás de la muestra existe un minucioso trabajo de documentación, elaboración de uniformes y modificación del aspecto físico de los muñecos.

Los héroes del levantamiento contra las tropas francesas, Daoíz y Velarde, pueden verse en esta exposición vestidos como batallaron el 2 de mayo de 1808 en el madrileño Parque de Artillería de Monteleón. Infantería, caballería, la Legión, los primeros cuerpos de operaciones especiales y otras unidades militares son parte de esta muestra, al igual que combatientes de ambos bandos que se enfrentaron en la Guerra Civil de 1936. Como no podía ser de otra forma, la parte dedicada en esta exposición a la Artillería tiene mayor protagonismo. Incluido el “monje fantasma”, al que según la leyenda se viene escuchando desde hace tiempo entre los muros de la Academia, ubicada en un antiguo convento franciscano.      

La exposición ha sido inaugurada por el General Director de la Academia de Artillería, Alfredo Sanz y Calabria, y estará abierta en la Galería de Promociones de este Centro hasta el próximo domingo 7 de junio en horario de 11,00 a 13,00 y de 17,30 a 19,30. La entrada es libre.