ANIMALES DE COMPAÑÍA

Cuáles son las mascotas más demandadas en España

Los perros son las mascotas más comunes mientras que los hámsters son los más populares entre los más pequeños

¿A quién prefieres?
¿A quién prefieres?
Cuáles son las mascotas más demandadas en España

Son muchos hogares los que cuentan con determinadas mascotas como una parte fundamental de la propia familia. De esta forma, animales como perros o gatos, conviven con las familias con las que comparten sus vivencias. Además, también hay otros animales domésticos como peces, tortugas o hamsters, que también forman parte de la vida de las familias. Hemos hablado con los expertos de QueCome.org, y nos han explicado cuáles son las mascotas más populares en nuestro país:

- Perros: las mascotas más comunes. Su instinto de protección y la compañía que dan hacen que lleguen a ser un miembro más en la mayoría de las familias. Muchos recurren a ellos como una forma de tener su hogar más protegido.

- Gatos: animales muy limpios y dóciles, que también aportan una gran compañía en los hogares. Además, no requieren de grandes cuidados.

- Hámsters: uno de los animales domésticos más populares cuando hay niños en el hogar. No necesitan demasiados cuidados especiales, aunque sí que deben tener unas buenas condiciones de higiene, temperatura, así como una jaula homologada donde comerá, beberá, dormirá y jugará.

- Pájaros: entre los pájaros más populares a la hora de tener como animal doméstico, están los loros y los periquitos, que pueden convertirse en la compañía perfecta. Es importante que cuenten con jaulas específicas con espacio suficiente.

- Peces: los peces son una de las mascotas más tranquilas para tener en casa. No dan demasiado trabajo, y aportan compañía y tranquilidad. Es importante que estén en una pecera que cumpla todas las normas sanitarias y de seguridad para ellos. Son animales que son muy fáciles de alimentar y la limpieza de la pecera es muy sencilla.

- Tortugas: uno de los reptiles más habituales en los hogares son las tortugas de agua, que no requieren de muchos cuidados, aunque si es necesario cambiar el agua de forma habitual, alimentarlas una o dos veces al día, y tener la temperatura y la luz adecuadas para su cuidado.