OCIO Y AVENTURA

Las razas de perros pequeños que más gustan

Son divertidos, fáciles de transportan, se les coge cariño en un santiamén y el amor que les das es devuelto con creces. Los perros pequeños, lejos de ser simples mascotas, te alegran la vida con su energía, vitalidad y protección

Imagen de un Bichón Maltés.
Imagen de un Bichón Maltés.
Las razas de perros pequeños que más gustan

Que el perro es el mejor amigo del hombre no es uno más de los muchos lugares comunes que pueden definir a la mascota por excelencia. Si alguien busca un amigo, alguien que sin necesidad de hablar le garantice fidelidad, lealtad y protección, nada mejor que un acoger un perro para estar siempre en buena compañía. Un perro aporta vitalidad, alegría, entusiasmo y emoción a cualquier hogar. Y bueno sí, algunos pelos en la ropa. Pero qué más da si a cambio, y sin esperar nada, te lo agradece con lametones y energía cada vez que te ve.

Los perros pequeños y sus ventajas

Aunque las hay para dar y tomar, son muchas las familias y personas que optan por razas de perros pequeños a la hora de escoger. Como apunta la web especializada Aperrados.com, son considerados pequeños si “pesan entre 5 y 15 kilos”. No es que se diferencien mucho respecto a los más grandes en cuanto a relación con su amo, pero sí que es verdad que respecto a otras razas tienen algunas ventajas. Por ejemplo, a la hora de transportarlos. También para viviendas como pisos o apartamentos que no disponen de suficiente espacio son ideales los perros pequeños, que a su vez se adaptan muy bien a las condiciones de la vida en la ciudad. Además, son perros que por su tamaño son perfectos para personas mayores, pues al pesar menos, sus posibles tirones también son más livianos. En cualquier caso, puedes conocer todas las razas de perros pequeños en Aperrados.com, donde se desgranan una por una todas ellas.

Cinco razas que te enamorarán

En España es cada vez más habitual encontrarse con animales de reducido tamaño y peso, y entre los cinco favoritos podríamos destacar las siguientes razas:

-          Bichón Maltés. Es todo ternura, se hace querer desde el primer minuto y es de esos animales que no pueden despegarse ni un segundo de ti. Su peso es inferior a los 4 kg, cuenta con un pelaje de color blanco y es una criaturita que no se caracteriza por ser agresiva, por lo que suele alegrar las visitas en casa. Destaca por ser un perro poco ladrador y al que es fácil adiestrar.

-          Carlino o Pug. Su peso oscila entre los 6 y 9 kg y su carácter destaca por ser muy cariñoso. Se trata de una raza muy independiente y cabezona que no se da por satisfecha hasta lograr su objetivo. En cualquier caso, se trata de un perrito que no acostumbra a ser agresivo y que cuenta con una mirada única, fruto de su gran personalidad. Es alegre y con él, las risas están aseguradas.

-          Yorkshire Terrier. Pequeñito pero matón. Así se podrían definir a los perros de esta raza, que en sus inicios fueron criados para ser cazadores de ratas o ratones. De ahí puede surgir ese carácter protector que demuestra cuando se pone en alerta. Es un perfecto perro guardián. Con gente desconocida pueden ser un tanto agresivos. Aunque pesan unos 2 o 3 kilos, enseñarles bien es clave para su desarrollo.

-           Chihuahua. Con menos de tres kilos, a la vista parece inofensivo pero su carácter desconfiado puede no ser del todo positivo si hay niños alrededor. Como la mayoría de canes, destaca por ser una mascota inteligente, en ocasiones independiente y muy curioso. A pesar de su tamaño reducido, es uno de esos valientes que no teme a nada ni nadie, de ahí que también sea un estupendo perro guardián.

-          Bulldog Francés. De todos los mencionados, es el que pesa más. Entre 10 y 13 kg puede llegar a pesar esta raza que tanto gusta y que no obstante, también requiere de cuidados más específicos, sobre todo cuando las temperaturas son altas. Pese a ello, no deja de ser un perro súper cariñoso, agradecido y al que le encanta pasar horas tumbado en el sofá viendo la tele contigo. Básicamente, se deja hacer, pero no por ello se niega a disfrutar jugando.