TREINTA ANIVERSARIO

'Todos somos héroes por el ozono'

Hoy se cumple el 30 aniversario de la firma del Protocolo de Montreal sobre sustancias que agotan la capa de ozono. Fue el primer tratado en la historia de la ONU en lograr la convalidación universal

El agujero de la capa de ozono se reduce por primera vez en 30 años.
El agujero de la capa de ozono se reduce por primera vez en 30 años.
'Todos somos héroes por el ozono'

El 16 de septiembre de 1987 los gobiernos de todo el mundo adoptaron medidas sobre el deterioro de la capa de ozono. Nació el  el Protocolo de Montreal. El acuerdo fue firmado en Canadá y ha llevado a la eliminación de más del 99% de las sustancias químicas que destruyen el ozono, contribuyendo así significativamente a la moderación del cambio climático. Las consecuencias que ha traído este acuerdo han sido positivas, pues la capa de ozono está mostrando nuevos signos de recuperación.

La celebración de estos 30 años reconoce los grandes avances conseguidos. Fue creado para eliminar la emisión de sustancias que agotan la capa de ozono recuperarla.  Se ha conseguido reducir satisfactoriamente la producción, el consumo y las emisiones mundiales de dichas sustancias.

El agujero de la capa de ozono se reduce por primera vez en 30 años

Después de 30 años, el Protocolo de Montreal continúa siendo un claro ejemplo de una acción global exitosa para abordar un problema medioambiental mundial. Es por eso que, 30 años después, se establece que por primera vez en décadas el agujero de la capa de ozono se ha reducido. El uso de cosméticos, 'sprays' y productos de limpieza con clorofluorocarbonos (CFC) ha disminuido. Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en 2015, la concentración de sustancias químicas que destruyen el ozono se había reducido entre el 10% y el 15% con respecto a la década de los 90.

Como ha informado el director general de calidad y evaluación ambiental del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Javier Cachón, “el agujero de la capa de ozono ha detenido su crecimiento y en un futuro cercano se podrá hablar de recuperación integral después del trabajo de todos los países”.

“Todos somos héroes por el ozono” es el lema de este treinta aniversario y recuerda que desde el principio, este protocolo fue fruto de un movimiento ecológico a nivel mundial, donde las economías desarrolladas buscaban alternativas y el acuerdo establecía un sistema para que esas alternativas se pudieran introducir también en países en vías de desarrollo.

La disminución de este filtro gaseoso incrementaría la radiación ultravioleta y podría afectar gravemente a la salud humana, cáncer de piel, cataratas y al sistema inmunitario, pero una capa de ozono más gruesa de lo normal ocasionaría niveles muy bajos de radiación ultravioleta y también con consecuencias para la salud.

Otro factor que causa un grave impacto en la capa de ozono son las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), que producen calentamiento en la atmósfera e intervienen de manera activa en la química del ozono. Para prevenir la eliminación progresiva de estos GEI como los hidrofluorocarburos (HFC), nocivos para el clima y usados en frigoríficos y aparatos de aire acondicionado, el año pasado se aprobó el Acuerdo de Kigali, una enmienda que modifica el Protocolo de Montreal.

Dependiendo de cómo evolucionen estos procesos dinámicos, el cambio climático y las emisiones de GEI, así evolucionará la capa de ozono lo que da lugar a incógnitas y a la redefinición de nuevos modelos climatológicos.