Prisión provisional para el hermano de Merah

Un juez francés abre una investigación formal en su contra al considerar que existen "indicios graves o concordantes" de su complicidad

Un juez francés ha enviado este domingo a prisión provisional al hermano de Mohamed Merah, Abdelkader Merah, y ha abierto una investigación formal en su contra al considerar que existen "indicios graves o concordantes" de su complicidad en los asesinatos perpetrados por su hermano, Mohamed Merah, en Toulouse, según ha explicado el fiscal de París.

Cuatro jueces antiterroristas serán los encargados de conducir la investigación de los asesinatos y de investigar la posible implicación de Abdelkader en los mismos, según ha explicado a Reuters una fuente judicial. "Está procesado formalmente de conformidad con los requisitos de la Fiscalía", ha indicado la fuente.

Abdelkader, de 29 años, ha sido acusado de complicidad en los asesinatos, de robo de la scooter que utilizó su hermano para ejecutar sus crímenes, y de conspiración para preparar actos terroristas, según recoge el periódico 'Le Figaro'. Tanto la esposa de Abdelkader como su madre, que también fueron detenidas el miércoles, han sido puestas en libertad.

Su abogada, Anne Sophie Laguens, ha asegurado que su cliente "condena enérgicamente" los actos de su hermano y no quiere ser un "chivo expiatorio". "Abdelkader Merah hasta la fecha niega todas las acusaciones en su contra", ha explicado Laguens, quién ha sido asignada como su letrada esta mañana. "No está en absoluto orgulloso de actos como los de su hermano como se ha dicho en la prensa", ha afirmado en declaraciones a la prensa.

Sin embargo, según ha trascendido, Abdelkader ha dicho estar "orgulloso" de los actos perpetrados por su hermano pequeño y ha reconocido haber acompañado a Mohamed a un concesionario Yamaha el 6 de marzo para consultar cómo desactivar el sistema GPS así como haber estado presente en el momento del robo de la scooter. También realizó compras en nombre de su hermano pero aún no se ha determinado la naturaleza de las mismas. De todos modos ha negado tener conocimiento de los planes de su hermano.

En el registro de su domicilio no se han encontrado armas ni explosivos y el registro de su ordenador tampoco ha aportado ningún dato de valor probatorio.

Al parecer, Abdelkader ya había estado bajo sospecha de las autoridades por su presunta vinculación con yihadistas en 2007, aunque no fue acusado.

Mohamed intentó desvincular a su hermano de toda responsabilidad y aseguró a la Policía antes de morir, que "no tenía ninguna confianza en él".

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >