DENUNCIA DE MÉDICOS SIN FRONTERAS

"Hace un par de días, hubo siete casos de congelación de refugiados en Belgrado"

Esta organización humanitaria aclara que "el invierno es un fenómeno natural que no podemos controlar, pero el verdadero problema es la falta de voluntad política para atender las necesidades inmediatas de estas personas vulnerables"

El invierno llega a los campos de refugiados.
El invierno llega a los campos de refugiados.
"Hace un par de días, hubo siete casos de congelación de refugiados en Belgrado"

Treinta centímetros de nieve en las calles de Belgrado y temperaturas que alcanzan los 16 grados bajo cero. En estas condiciones viven las más de 2.000 personas que se encuentran atrapadas en esta ciudad. Una jaula de hielo y frío que no pueden abandonar porque la frontera de los Balcanes está cerrada. Mientras tanto, Europa no se inmuta, sencillamente mira hacia otro lado y son organizaciones humanitarias como Médicos sin Fronteras las que dan el callo y denuncian las condiciones lamentables de vida de estas personas.

La situación está sobrepasando los límites: "Hace un par de días, hubo siete casos de congelación en Belgrado en 24 horas, lo que es mucho más grave de lo que parece", explica Andrea Contenta, asesora de asuntos humanitarios de MSF en Serbia. Muchas de estas personas que han sufrido la congelación de alguna de sus extremidades, la perderá: "Los daños generados por la congelación impiden que la sangre llegue a las extremidades, adormece los nervios y en los casos más graves solo puede ser tratado mediante la amputación ya que el tejido está muerto", advierte.

Las personas atrapadas bajo la nieve, “no están vestidas o equipadas para este tiempo”. Aún así, reconocen que al invierno no hay quien lo controle, “el verdadero problema es la falta de voluntad política para atender las necesidades inmediatas de estas personas vulnerables", denuncia Contenta.

Médicos sin Fronteras habla de fracaso de la Unión Europea: “Ellos han ignorado algo que es evidente: que sus políticas mal planificadas no han detenido el flujo de personas ni han proporcionado medios legales para que puedan viajar sin correr peligro".

Dos refugiados iraquíes muertos por congelación en Turquía

Los que más dificultades están teniendo para sobrevivir a estas temperaturas tan bajas son los refugiados que se encuentran en los campamentos de Turquía, Italia y Grecia así como las personas sin techo que se encuentran desamparados en las calles más frías de Europa. Este domingo fueron encontrados dos cuerpos congelados de dos iraquíes refugiados en Turquía mientras que el número de fallecidos refugiados en estas zonas aumenta.

Varias ONG se han quejado a las distintas autoridades europeas y a los gobiernos de cada país para que colaboren y ayuden con más suministros para poder calentarse. "La cínica negligencia de las políticas de los países comunitarios, unida al frío siberiano y la falta de preparación ante el invierno, han empeorado una situación ya de por sí insoportable para miles de hombres, mujeres y niños que buscan protección en Europa", declararon ayer lunes en un comunicado Médicos Sin Fronteras.