FÓRMULA 1

El sueldo de Alonso puede dejar sin Mundial a McLaren-Honda

La posibilidad de tomar el motor de Mercedes para este mismo curso, una alternativa que según Boullier les permitiría pelear por el campeonato, presenta una serie de inconvenientes entre los que se encuentra el salario del piloto español

McLaren-Honda.
McLaren-Honda.

Los signos de divorcio entre McLaren y Honda son evidentes. La escudería, que siempre ha culpado a los nipones del nefasto rendimiento, ha publicado un montaje en las redes sociales con el MLC32 sin señal alguna de Honda. Tras el revuelo, minutos después, la han retirado. Desde Woking no despejan el posible cambio a Mercedes, pero la realidad es que hay una serie de inconvenientes, entre los que se encuentra el salario de Alonso, que impiden que este movimiento se produzca en 2017.

Cien millones necesarios

Tras una pretemporada nefasta que ha sumido a sus pilotos a la más profunda decepción, McLaren-Honda ha encontrado una vía para soñar por la pugna del Mundial. Y no de cara a un 2018 que suena a lejano, la opción podría ser efectiva en el presente curso. La solución no pasa por un monoplaza completamente distinto, como el que auguró Boullier y en el que nadie confía, sino por tomar el motor que Mercedes tenía preparado para Manor, y que tras la ‘desaparición’ de esta escudería ha quedado en desuso.

Desde Woking no han negado que esta idea sondee en sus planes, por lo que todo hace indicar que es una alternativa que barajan muy seriamente. La relación con Honda, a la que en sucesivas ocasiones han culpado del desastre está más que rota. Este mismo viernes la cuenta oficial del equipo ha compartido en las redes sociales un montaje del coche sin rastro de la publicidad de los nipones. Una publicación que ha desatado un importante revuelo, y que tras algunos minutos, ha desaparecido para evitar líos mayores.

Pero el proceso para hacerse con esa unidad de potencia presenta demasiadas dificultades, sobre todo si la maniobra se quiere llevar a cabo de cara a una temporada que arrancará en una semana. La alianza con Honda está sellada hasta 2021 y le reporta a McLaren en torno a cien millones de euros por temporada, según ha informado el Mundo Deportivo. Una cuantía necesaria para abonar a Alonso su elevado salario (35 millones por temporada), y que se sumaría a los dieciocho millones que deberían abonar por el motor de Mercedes.

Las cuentas no le salen a McLaren, que anda corto de patrocinadores. Precisamente desde que Zak Brown tomó la dirección del equipo tras la salida de Ron Dennis, la obsesión ha sido encontrar un apoyo principal que de un soporte económico a la escudería. Sin embargo, su tardía llegada le obligó a dejar las gestiones para la siguiente temporada. La operación, por tanto, parece una utopía para este curso, y también para 2018, aunque por motivos diferentes.

Mercedes no quiere jugársela

Y es que tanto Mercedes como Ferrari usan motores propios que no van a ceder a nadie en el supuesto de que estos puedan presentarles batalla. Ahí no anduvo fino Boullier, que recientemente advirtió a la parrilla: “Con el motor Mercedes ya estaríamos ganando otra vez”. Palabras difíciles de creer, a pesar de que Vandoorne si se mostró satisfecho con el chasis y el paso por curva en los test de Montmeló. Lo cierto esa afirmación siembraa la desconfianza de Wolff, que no pondrá en riesgo de forma absurda su supremacía. El motor Renault, algo más débil, podría ser una alternativa más real para McLaren, aunque contaría con la negativa de Red Bull, el socio poderoso de la marca francesa. De momento, para este curso, el cambio es una utopía.