RELEVO GENERACIONAL

Los sucesores que harán olvidar a Fernando Alonso

La debacle del piloto español ha generado un desánimo entre los aficionados, que aguardan a los jóvenes que emergen con fuerza. Dos destacan por encima del resto

Álex Palou en el podio.
Álex Palou en el podio.
Los sucesores que harán olvidar a Fernando Alonso

Allá por el año 2005 un sólo hombre fue capaz de congregar frente al televisor al 50% de la población, que presenciaba con entusiasmo un deporte que hasta entonces había pasado desapercibido. Esa figura, Fernando Alonso, generó una expectación a base de triunfos que le llevaron a convertirse finalmente en el bicampeón más joven de la historia de la Fórmula 1. Las diferentes cadenas privadas, Mediaset y Atresmedia, pugnaron con fuerza para hacerse con los derechos de dicha competición. Un chollo que superó a los partidos más trascendentales del deporte rey.

Sin embargo, conformen han transcurrido los años se ha marchitado esa euforia. Concretamente en los años 2008 y 2009, cuando tras una temporada polémica en McLaren el español regresó a Renault sin ninguna opción al título. En Ferrari, sus podios y triunfos, a pesar de no conquistar el Mundial, le permitieron retomar algo los focos. Sin embargo, su veteranía y la debacle de McLaren-Honda en estos tres últimos años han propiciado que pase a un segundo plano. Cada año en el mes de marzo se depositan unas esperanzas que pronto se desvanecen. Ni la nueva alianza de los británico con Renault parece ahora generar interés.

La audiencia ha caído y las retransmisiones ahora están en posesión de canales de pago. Lo cierto es que la figura de Alonso no es ni la mitad de representativa que antes y el gran público fija sus miradas en algún joven que pueda opositar al título. Y relevos al asturiano no le faltan. El más inmediato es Carlos Sainz, que este año ha firmado un acuerdo por Renault y que en un futuro a corto plazo podría presentarse en una de las escuderías punteras para seguir la estela que marcó aquel piloto asturiano al que idolatraba. Pero más allá del madrileño emergen figuras que esperan desembarcar más pronto que tarde en la Fórmula 1.

Álex Palou. Este mismo martes el Campos Racing ha asegurado que el piloto catalán disputará las últimas citas de la Fórmula 2, una competición antes tildada como GP2 Series y que se presenta como la antesala al ‘Gran circo’. Palou se lo ha ganado gracias a sus excelsas actuaciones. Esta temporada ha militado en la Fórmula 3 japonesa, donde ha sumado tres triunfos, diez podios y cinco ‘poles’. Números que le han valido para finalizar la competición en tercera posición.

Desde julio, además, ha disputado las World Series que sirvieron a Carlos Sainz de catapulta a la Fórmula 1. En tan sólo seis carreras firmó una victoria, tres podios y tres ‘poles’. Su progresión desde que militara en la GP3 también con Campos Racing ha sido meteórica. Tan sólo tiene veinte años y su ilusión es alcanzar la Fórmula 1 a corto plazo. Un objetivo perseguido por muchos, pero que sólo los veinte mejores del mundo consiguen. Él, de momento, acelera en la dirección correcta.

David Vidales. Es, sin duda, la gran esperanza del automovilismo español. Con solo quince años logró hace apenas dos semanas cruzar segundo la meta del Campeonato del Mundo de Karting, donde ya había ganado en dos ocasiones en la categoría cadete. En esta ocasión cuajó su resultado en la máxima categoría (OK), donde las diferencias en tiempos son muy escasas. El propio Alonso, presente en el Circuito Internacional PF de Reino Unido, compartió un mensaje en redes sociales en el que mencionaba el “súper podio” de su compatriota.

Vidales está llamado a hacer algo grande. Se subió por primera vez a un kart a los cuatro años de edad y con tan sólo quince ya sabe lo que es subirse a un F4 de Ferrari. El equipo italiano, el más prestigioso de la parrilla, es precisamente quién le ha echado el ojo. El leonés se ejercita de la mano de Tony Kart, debido al acuerdo que tiene con las balas rojas. España tiene futuro más allá de Alonso.