FÓRMULA 1

McLaren-Honda espera que la revolución de la F1 seduzca a Alonso

Zak Brown, jefe del equipo, no para de incidir en lo atractiva que será la nueva Fórmula 1, en un afán por convencer al español de prolongar un contrato que vence a final de esta temporada

Alonso pilota el McLaren-Honda.
Alonso pilota el McLaren-Honda.

Fernando Alonso, como advirtió en las redes sociales, mantiene su periodo de desconexión mientras se prepara físicamente para una temporada exigente. El asturiano está a expensas de cómo serán sobre el asfalto los cambios de normativa previstos para este año, de cara a tomar una decisión sobre su futuro. Zak Brown, mientras, avisa de que el nuevo McLaren-Honda será presentado poco antes de los test de Barcelona. El estadounidense se muestra optimista y espera unos coches más bestias que puedan convencer a Alonso de aceptar la propuesta de contrato hasta 2020.

Las dos temporadas aciagas que ha sufrido Alonso en McLaren-Honda abrieron un debate sobre una hipotética retirada del piloto español. Este, en repetidas ocasiones, incidió en la misma idea, que desechaba cualquier influencia de resultados y se dirigía hacia la emoción del ‘gran circo’. “El año que viene, dedos cruzados, volveremos a una Fórmula 1 normal", expresó el asturiano el pasado curso tras el Gran Premio de Hungría. “En 2017 será más difícil, más emocionante. La velocidad en curva volverá a lo que solíamos sentir en el pasado, a lo que debería ser la F1”, añadió.

Según han aportado los primeros datos en simuladores, Alonso estaba en lo cierto. El circuito de Montmeló, donde se realizarán los test de pretemporada, se podrá hacer a fondo un ochenta por ciento del recorrido. Eso lo permitirán los nuevos alerones y neumáticos, muchos más anchos, que presentarán un aspecto mucho más atractivo de los monoplazas. Además, ya no será necesario ahorrar combustible, por lo que las ofensivas serán más comunes.

Zak Brown ha incidido en este asunto en unas declaraciones que ha concedido al diario británico AutoSport: "Los coches serán más rápidos y espero que la competición sea más igualada. Los se ven geniales y van a parecer más bestiales”. El jefe de McLaren-Honda es uno de los más interesados en que aflore esta nueva fórmula 1, ya que de ella depende la continuidad, o no, de su piloto estrella. Y es que, la presencia de Vandoorne, joven que por primera vez partirá como piloto oficial, McLaren está empeñada en convencer a Alonso.

De ahí que el pasado curso, cuando la temporada llegaba a su fin, se sentaran con él para ofrecerle una renovación hasta el 2020. Demasiado tiempo para Alonso, inmerso por aquel entonces en una incógnita, que perdurará hasta sentir los cambios que traerá esta nueva normativa en 2017. Por el momento se vislumbra a un Alonso muy comprometido, que hace unos días publicó en sus redes sociales un mensaje que advertía de un viaje de desconexión, en el que se prepararía físicamente para una temporada que, con estas nuevas condiciones, será mucho más exigente.

Mientras tanto, en el equipo trabajan de cara a la presentación del nuevo monoplaza. Según ha confesado Zak Brown, aún no conocen la fecha exacta, pero será poco antes de los primeros test de pretemporada en Barcelona, a mediados del mes de febrero. “Los chicos y chicas de McLaren ya lo han visto y todos estamos entusiasmados de cara al futuro”, ha expresado el director de McLaren-Honda. El estadounidense su postura optimista y confía en que McLaren vuelva a ser grande “dentro y fuera de la pista”.

Cree que el trabajo en Woking es satisfactorio, y que las mejoras se producen cada fin de semana. Aunque no esconde que existe presión por cumplir los objetivos para atraer a los patrocinadores. Y para la consecución de estas cotas esperan la permanencia de Alonso en la escudería, mientras Vandoorne adquiere galones y experiencia. El asturiano, como un verso libre, decidirá según observe que deparan las modificaciones.