FÓRMULA 1

La primera curva decanta el Mundial en favor de Hamilton

Raikkonen y Verstapen impactaron y acabaron con las opciones de Vettel y Alonso.  El británico, que sembró el drama en la calificación, sale de Singapur con el liderato afianzado

Hamilton y Bottas festejan su doblete en Monza.
Hamilton y Bottas festejan su doblete en Monza.
La primera curva decanta el Mundial en favor de Hamilton

La calificación no dejó duda alguna: Singapur era territorio hostil para Mercedes. El circuito urbano, sin apenas rectas, restaba protagonismo al motor, y la ocasión era idílica para que Vettel retomara el mando del Mundial. Su pole lo dejó patente. Red Bull, además, se entrometió entre el alemán y Hamilton. Los primeros metros de la carrera, en cambio, iban a trastocar todos los pronósticos. La lluvia hizo acto de presencia minutos antes y propició una gran alternativa entre neumáticos de mojado e intermedios.

No obstante, el agua no fue el culpable de una accidentada primera curva. Raikkonen salió mejor que nadie y se equiparó a Vettel y Verstappen. El finlandés chocó con el joven talento de Red Bull, y el incidente afectó tanto al alemán como a Fernando Alonso, que se lamentó porque vislumbraba "opciones reales de podio". A partir de ahí, Mercedes pasó del drama al éxito. Hamilton lideró la carrera hasta el final y se limitó a repetir la estrategia de Ricciardo, que obtuvo un meritorio segundo puesto. El podio lo cerró Bottas, al que los sucesivos safety cars le vinieron a la perfección.

Sainz, el único que apostó por las gomas súper blandas cuando la pista se secó, cosechó un espectacular cuarto puesto con el Toro Rosso. El español, que podría correr ya con Renault en Malasia, volvió a demostrar que está capacitado para grandes cotas. Golpe en la mesa de Hamilton, que sale de Singapur con más de una carrera de margen con Vettel.