OFRECERÁ MOTORES A MÁS EQUIPOS

Honda desafía a Ron Dennis y quiebra la exclusividad con McLaren

Yusuke Hasegawa, dirigente nipón, ha anunciado que han aumentado sus instalaciones y mantenido conversaciones con otros equipos para suministrarles su unidad de potencia en el futuro

McLaren-Honda.
McLaren-Honda.

Yusuke Hasegawa, máximo dirigente de Honda, ha reconocido conversaciones con otras escuderías de cara a suministrarles su motor en el futuro. Los nipones han ampliado su fábrica en Milton Keynes y aseguran que sólo necesitarían más personal y recursos para ponerse en marcha. Un asunto que ya molestó a Ron Dennis, director de McLaren, en el pasado, cuando exigió resultados antes de que se pusieran a buscar más clientes. De momento, en el próximo Gran Premio de Malasia Honda invertirá los tres tokens restantes, con el objetivo de llegar en plenitud a Japón.

Honda quiere colaborar con más equipos

La progresión del equipo británico, cada vez más asentado en la zona de puntos, ha supuesto una inyección de moral en el box de McLaren. El propio Alonso ya sueña con un triunfo que supondría “un logro increíble”. Parte de la culpa la tiene Honda, que ha ofrecido una importante evolución en el motor. Tan satisfechos están los nipones, que han anunciado una ampliación de su fábrica con el objetivo de surtir su unidad de potencia a más escuderías en los próximos años. En apenas dos temporadas sus objetivos se han incrementado de gran manera.

Ron Dennis ya demostró en el pasado que no le gustaría nada perder la exclusividad, y exigió resultados antes de hablar de clientes. Pero poco parece importarle a Hasegawa, que ya ha puesto en marcha su plan: “Ya hemos construido una fábrica más grande en Milton Keynes. No es inmensa, pero sí lo suficientemente grande”. Y advierte de que lo único que necesitarían para suministrar el motor a una escudería es “preparar más recursos y contratar a más ingenieros”.

Esta opción ya se barajó en el pasado, cuando Renault y Red Bull sufrieron para llegar a un acuerdo. Es más, el propio Hasegawa ha reconocido el interés de las escuderías “a largo plazo”. “En realidad, todos me preguntan si hay posibilidad de que Honda pueda suministrar un motor, pero son solamente conversaciones. Desde un punto de vista concreto en el negocio, no, no tenemos nada”, ha confesado el dirigente nipón.

Revolución para el Gran Premio de Malasia.

Hace un mes que Honda gastó siete de los diez tokens que le quedaban por utilizar. Fue en el Gran Premio de Bélgica, cuando restaban nueve pruebas para que concluyera el Mundial. La última actualización de esta temporada podría llegar en Malasia, la próxima cita del calendario. Hasegawa ha mencionado que las otras opciones eran introducir las novedades en  Japón o Estados Unidos. Esos cambios en la unidad de potencia supondrían una sanción, y no quieren que esta se produzca en el Gran Premio de casa.

"No creo que los fans nos permitan penalizar en Japón. ¡No me dejarían entrar en el circuito!", ha bromeado el nipón. Las modificaciones se introducirán sólo en un monoplaza, aunque aún no saben si será en el de Fernando Alonso o en el de Jenson Button. "No quiero que ambos coches queden afectados por las sanciones desde un punto de vista de estrategia de carrera y a nivel de puntos para el Campeonato de Constructores. Será mejor partir la estrategia", ha comentado Hasegawa.

Respecto a qué partes del motor van a tocar, aún hay cierta indecisión. Los japoneses pueden optar por reducir el peso o por introducir un cilindro más robusto que aporte una mayor potencia.  Lo que parece claro es que no los invertirán en el motor de combustión interno: "Quizá usemos los tokens en otras áreas porque ya hemos cambiado el ICE una vez y nos costaría mucho tiempo configurarlo. No queremos gastar tanto este año en esa zona". Las modificaciones apuntarían ya a la próxima temporada.