SIN DESTINO

Alonso, más cerca de renovar con McLaren-Honda

La complejidad de recalar en las escuderías punteras y su intención de disputar las 24 horas de Le Mans alejan la posibilidad de un cambio de rumbo

Fernando Alonso.
Fernando Alonso.
Alonso, más cerca de renovar con McLaren-Honda

A sus 35 años, Fernando Alonso vislumbra cómo se desvanecen sus opciones de sumar su tercer Mundial. McLaren-Honda va camino de consumar otro fracaso en 2017, y pese a ello, las opciones de que permanezca en Woking son elevadas. El contrato de Hamilton, el idílico momento de Vettel y las diferentes opciones que maneja Red Bull le dejan fuera de las quinielas para tomar el volante de una gran escudería. Por si fuera poco, el precontrato firmado con Porsche para disputar las 24 horas de Le Mans en pleno mes de junio también dificulta su salida.

Los test lo anticiparon, y tres Grandes Premios han bastado para corroborarlo: Honda está peor que en su primera temporada. Sin potencia, sin fiabilidad, se han sucedido los abandonos en este inicio de curso entre sus dos pilotos (cinco de seis posibles). Vandoorne no llegó siquiera a empezar la carrera, y Alonso se vio obligado a frenar en la última. Una situación insostenible, que llevó al español a cargar contra el equipo a través de la radio: “En mi vida he conducido un coche con tan poco potencia”. No es la primera ocasión en la que el bajo rendimiento del monoplaza le saca de sus casillas.

Su único consuelo ahora parecen las 500 millas de Indianápolis. Una carrera de enorme repercusión e historia, pero que le hará perderse el Gran Premio de Mónaco. Pese a que le gusta El Principado, la opción escogida es la que más le seduce, al menos tras vislumbrar las garantías del MLC32. Esta noticia que McLaren-Honda y Alonso dieron a conocer hace una semana ha suscitado diversas opiniones, entre las cuales se encuentran algunos detractores. Sin ir más lejos el tricampeón del mundo Lewis Hamilton afirmó que él jamás se perdería un Gran Premio de Fórmula 1.

Las declaraciones del británico están enfundadas en su capacidad para ganar el Mundial. Desde luego, él no puede permitirse ausentarse de una cita del calendario. La incógnita es si Alonso podrá hacerlo en 2018. El precontrato con Porsche para disputar las 24 horas de Le Mans hacen que su cartel en el escaparate, pues vence contrato a final de esta temporada, resulte poco interesante para las principales escuderías de la parrilla. Esta competición, el principal foco del asturiano a medio plazo, se disputa en el mes de junio. Aún se desconoce el calendario de 2018, pero no diferirá en exceso del de esta temporada, donde ese mismo mes se celebran las citas de Canadá y Azerbaiyán.

Al igual que sucederá con las 500 millas de Indianápolis, donde Alonso ya advirtió de que se marchará a entrenar en cuento finalice el Gran Premio de España, el asturiano necesitará una preparación de cara esta prueba. La posibilidad de que se pierde una carrera es elevada, y eso echa para atrás a equipos de primer nivel como Mercedes, Ferrari o Red Bull. Claro que el español podría tener claro ya que no figurará en ninguna de esas escuderías.

Motivos sobran. Hamilton tiene contrato vigente hasta final de 2018, y la situación de Vettel se ha revertido tras las primeras tres carreras. El alemán, líder, se quedará en Maranello si es capaz de pelear por el Mundial. En Red Bull el futuro es incierto, pero en cualquier caso manejan opciones distintas como Sainz en el caso de que alguno de sus pupilos decida partir. Sea como fuere, las opciones de Alonso de salir son escasas. Renegado a pelear por algo que no sea el Mundial, todo apunta a que podría prolongar un año más su estancia en Woking. Una noticia nada alentadora para su futuro.