PARTIDO DE "ALTO RIESGO"

La visita de los ultras del Legia se salda con doce detenidos y ocho heridos

La Policía montó un dispositivo mayor que para las visitas de Barcelona y Atlético. La afición del Legia de Varsovia está considerada como las más violenta de toda Europa

Se registraron cargas policiales antes del partido.
Se registraron cargas policiales antes del partido.

La Policía ha detenido a doce hinchas del Legia de Varsovia y el servicio de asistencia municipal de urgencias de Madrid (Samur-Protección Civil) ha atendido a cinco seguidores de este equipo y a tres policías hasta la conclusión del encuentro de Liga de Campeones entre el conjunto polaco y el Real Madrid.

Así lo han manifestado fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid, que ha especificado que dos de los policías heridos son Nacionales y el otro de Municipal.

Fuentes del servicio de asistencia municipal de urgencias de Madrid atendió esta tarde a los cinco hinchas polacos y a los tres agentes por heridas de carácter leve en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu, informó una portavoz de Emergencias Madrid.

Cinco de las ocho personas atendidas, todas ellas antes del comienzo del partido de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y el Legia de Varsovia, fueron trasladados a un hospital.

Tres agentes y un hincha del Legia fueron trasladados para valoración radiológica y un seguidor del equipo de Varsovia para efectuarle puntos de sutura, precisó la misma fuente. Antes del partido varios aficionados polacos se enfrentaron a la policía.

De los doce detenidos, tres lo fueron la pasada madrugada al causar importantes destrozos en un bar ubicado en la calle Illescas de Madrid, en el distrito de La Latina, en el que intentaron apoderarse de la caja registradora y de un móvil y en el que agredieron a dos camareras, en una actitud violenta tras haber ingerido gran cantidad de alcohol.

Otros tres fueron detenidos en el centro de la capital y seis en los aledaños del Santiago Bernabéu.

La Delegación del Gobierno en Madrid desplegó un amplio dispositivo de seguridad, dado ya por finalizado, integrado por casi 2.000 personas para garantizar la seguridad en el encuentro, que fue considerado de "alto riesgo".