ACUERDO COMUNIDAD Y AYUNTAMIENTO

Recuperan tres kilómetros de caminos agrarios en Villar del Olmo

La Consejería de Medio Ambiente ha financiado las obras de estos trazados que dan acceso al 30% de la superficie de secano

camino del cerro gordo
camino del cerro gordo
Recuperan tres kilómetros de caminos agrarios en Villar del Olmo

El Área de Desarrollo Rural de la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid ha reparado cerca de tres kilómetros de caminos rurales y vías pecuarias en Villar del Olmo en lo que va de año. Unos trabajos en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad que son parte del objetivo municipal de promover inversiones en infraestructuras agrarias, además de potenciar y mejorar las nuevas sendas turísticas de la localidad.

Los trabajos comenzaron el pasado mes de abril con la recuperación de un tramo de cerca de kilómetro y medio de la Cañada de las Merinas que discurre por la localidad, una de las vías pecuarias que atraviesan la región. Ahora, las actuaciones se centran en los caminos del Llanillo y del Cerro Grande. En ellos, el Gobierno regional invertirá 26.980 euros cofinanciados por la Administración General del Estado y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

Entre las acciones que se están llevando a cabo está la recuperación de la anchura original de cuatro metros del camino, que había disminuido hasta la mitad, dificultando su acceso; la renovación del firme con hasta 15 centímetros de zaorra; y la realización de drenajes transversales para disminuir el movimiento de tierras.

Las mejoras persiguen incrementar la competitividad de las explotaciones agrícolas del municipio poniendo a su servicio una infraestructura más eficiente que permita el tránsito de tractores, además del de camiones para cargar cereal y paja. Mejoras en el firme que también contribuirán a alargar la vida útil de las máquinas y los aperos agrícolas.

“Los más beneficiados por estos trabajos serán los agricultores que hasta ahora veían cómo el mal estado de los caminos había dificultado sus traslados. Incluso, en los últimos años las cosechadoras de cereal no habían podido acceder a la zona, teniendo que dar un rodeo de seis kilómetros”, ha explicado la alcaldesa, Lucila Toledo