3 MESES DE OBRAS

Una nueva senda peatonal para los vecinos de Boadilla

Boadilla del Monte construirá una nueva senda peatonal entre La Milagrosa y la intersección de la M-513 con la Avenida Adolfo Suárez con la intención de prestar una mejor accesibilidad a la zona y configurar el espacio libre de obstáculos para los vecinos del municipio

Nueva senda peatonal entre La Milagrosa y la intersección de la M-513 con la Avda Adolfo Suárez.
Nueva senda peatonal entre La Milagrosa y la intersección de la M-513 con la Avda Adolfo Suárez.
Una nueva senda peatonal para los vecinos de Boadilla

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha iniciado, a través del servicio CIMUR (Conservación de Infraestructuras y Mobiliario Urbano), la construcción de una nueva senda peatonal que unirá la finca municipal La Milagrosa de gran belleza natural y la rotonda de intersección de la carretera M-513 con la Avenida de Adolfo Suárez.

La senda tendrá 3 metros de anchura y estará delimitada mediante bordillo de hormigón y pavimentada con aglomerado asfáltico y acabado con slurry en color albero de excelente durabilidad y con grandes cualidades estéticas. Previamente se procederá a la demolición de los paseos de loseta hidráulica y asfalto existentes en la actualidad.

Los trabajos a realizar incluirán levantados y demoliciones del suelo, movimientos de tierra, rasanteos, perfilados y cajeados, pavimentación y construcción de bordillos, colocación de tubería para recogida de aguas pluviales, extensión de capa de zahorra en la entrada de la finca La Milagrosa y colocación de mobiliario urbano (bancos y papeleras) a lo largo de la senda.

La nueva infraestructura, que estará finalizada en el plazo de tres meses, prestará especial atención a la accesibilidad y la supresión de barreras arquitectónicas de modo que se configure como un espacio libre de obstáculos y utilizable por todas las personas.

A partir de entonces, los vecinos de Boadilla podrán disfrutar y recorrer a pie o en bicicleta todo el tramo reconstruido. Actualmente el municipio ya cuenta con otras sendas similares, como la que une las urbanizaciones de Valdepastores y el Encinar con el caso histórico, la cual contó con una inversión de casi 35.000 euros.