UN ALUMNO PROMUEVE UN COLECTIVO PARA DIGNIFICAR EL PERIODISMO DEPORTIVO

“Nuestra asociación hará posible que los jóvenes luchen por vivir de la profesión”

Eduardo Cornago, estudiante de la UCM, ha creado la Asociación de Estudiantes de Periodismo Deportivo de la Universidad Complutense de Madrid. Su objetivo: acercar el mundo profesional a los alumnos de Periodismo o Comunicación Audiovisual de la propia universidad

Eduardo Cornago, estudiante y presidente de la AEPD-UCM.
Eduardo Cornago, estudiante y presidente de la AEPD-UCM.
“Nuestra asociación hará posible que los jóvenes luchen por vivir de la profesión”

“Era un necesidad. Era algo obligatorio. Llámalo asociación o grupo de personas que quieren hacer algo diferente”, así es como comienza la aventura de crear una Asociación de Estudiantes de Periodismo Deportivo en la Universidad Complutense de Madrid (AEPD-UCM). El encargado de llevarlo a cabo, un estudiante de tercero de carrera de Periodismo de la propia universidad, Eduardo Cornago.

Con tan solo 21 años, Eduardo lleva alrededor de un lustro en el mundo del periodismo deportivo. Con alguna que otra colaboración en medios importantes (Marca, ESPN, El Tiempo de Colombia, AS, QUÉ!…) así como con proyectos propios (Grada3) y entrevistas a Cesc Fábregas, Vicente del Bosque y varios miembros de la familia Maradona, entre otros, quiere potenciar el aprendizaje en jóvenes. Tras sus pocos, pero intensos años, se ha dado cuenta de que el periodismo deportivo es algo más que una profesión. “Cuando me encontraba mal con algún tema siempre me aferraba al periodismo. Por eso siento que estoy en deuda con la profesión y haga lo que haga lo seguiré estando”.

Twitter, la raíz de la AEPD-UCM

La creación de la AEPD-UCM surge de la necesidad de apoyar a profesores e intensificar la parte práctica en la Complutense. “En el primer día de clase me di cuenta que no formaban a periodistas, sino a personas, que, evidentemente, también es muy importante”.

La necesidad de crear algo novedoso para que los futuros periodistas también empezasen a moverse en la calle comenzó a tener sus frutos a raíz de un mensaje en la red social Twitter. “Un día vi un tuit de una asociación de informática llamada LibreLabUCM y fui a visitarles. Su presidente, Daniel García Baameiro, me explicó que incluso llegaron a hacer un evento de ciberseguridad y un grupo de hacking (FDIst). Desde el primer momento acogieron mi iniciativa y entre ambas asociaciones nos hemos dado de que podemos ampliar el método de enseñanza”.

“Al final esto es lo que me gusta. No soy nadie, pero para mí lo que me está pasando es un premio. Sobre todo disfruto muchísimo ayudando a los de primer curso”, matiza. La única condición para unirse a la asociación (gratuita): pertenecer a la Complutense y estudiar Periodismo o Comunicación Audiovisual.

El convenio con la APDM

Eduardo también pensó en la Asociación de la Prensa Deportiva de Madrid (APDM) para firmar un convenio. “Tienen mucho nombre porque hacen un gran trabajo diario, además siempre quieren ayudar a los jóvenes. Especialmente tengo que agradecérselo a profesionales como José Damián -Presidente de la APDM-, el profesor Fernando Peinado y a Juan Manuel Merino –Secretario de la APDM- entre muchos otros”, añade el estudiante de la Complutense.

“Los alumnos de primero tienen que ser conscientes de que se tienen que mover, porque una vez lleguen a tercer o cuarto ya les queda poco tiempo. Trabajar de lo que les gusta depende de ellos mismos”

La AEPD-UCM, creada hace dos semanas, ya acumula más de 110 asociados. Su objetivo principal: acercar el mundo profesional a la universidad. “Quiero que la universidad se caracterice no solo por dar clases teóricas sino también por miles de proyectos prácticos. Los estudiantes deben sentirse periodistas las 24 horas del día, solo así conseguirán un puesto de trabajo”, añade Cornago. Lo intentarán por medio de foros, debates, mesas redondas, tanto con jugadores como periodistas deportivos.

“En cuanto comencemos a hacer actividades sé que va a seguir creciendo y que la gente va a aprender, al final es lo que más me llena, que gente de 1er curso me pregunte. He vivido situaciones complicadas y ahora me gustaría ayudar a todo el mundo porque pienso que tengo contactos para ello. Hacerlo por medio de la asociación es la mejor manera”, afirma Eduardo.

Con la implantación de su nuevo proyecto espera que “si todo va bien” se extienda en otras facultades. Eduardo Cornago lo tiene claro: “los alumnos de primero tienen que ser conscientes de que se tienen que mover, porque una vez lleguen a tercer o cuarto ya les queda poco tiempo. Trabajar de lo que les gusta depende de ellos mismos”.