3.000 TRABAJADORES MUNICIPALES, EN PIE DE GUERRA

Manuela Carmena y Ahora Madrid, en riesgo de 'escrache'

Los profesionales laborales del Servicio Deportivo Municipal también han perdido la paciencia con Ahora Madrid. Amenazan con torpedear todos los actos públicos en los que aparezca un miembro del equipo de Carmena, tras ser desalojados en una rueda de prensa de Rita Maestre. Denuncian que en año y medio el Ayuntamiento no ha hecho nada por resolver sus problemas

"Hemos esperado más de año y medio para que aborden nuestra situación, pero ya nos hemos cansado. En las próximas semanas continuaremos con las movilizaciones e irrumpiremos en multitud de actos públicos en los que participa Ahora Madrid", afirma Rubén Tribiño, miembro de CCOO y uno de los 3.000 trabajadores laborales pertenecientes al Servicio Deportivo Municipal de Madrid, justo después de 'escrachear' una rueda de prensa de Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid. Tras el escándalo, Maestre ha desalojado la sala de prensa y los agentes de Seguridad del consistorio han solicitado el carné de prensa a los periodistas para acceder a la misma, una práctica nada habitual desde la llegada de Ahora Madrid al poder.

La situación de este gremio con una tasa de temporalidad del 60% es insostenible, según afirman los propios afectados. Después de la última mesa de trabajo han vuelto ser excluidos de la funcionarización y denuncian que su situación preocupa cada vez menos a un gobierno municipal al que también acusan de seguir con las mismas políticas del Partido Popular. "¿Era esto el cambio?", se pregunta Tribiño.

Durante los próximos días, los actos públicos en los que comparezca cualquier miembro de Ahora Madrid son susceptibles de sufrir un 'escrache'. Los empleados laborales de las instalaciones deportivas de Madrid no están dispuestos a esperar más y ya han anunciado que van a llevar a cabo un calendario de movilizaciones para protestar por su "deplorable" situación. Este grupo de trabajadores es único en su especie. De hecho, son los únicos empleados laborables que carecen de nivel, grupo y destino en el Ayuntamiento de Madrid. "Hicimos un estudio hace poco y de los 20 ayuntamientos más grandes de España, nosotros somos los únicos laborales que no disfrutamos de estos derechos", denuncia Tribiño.

Sus esperanzas por cambiar su situación se centraban en el pasado 22 diciembre de 2016, pero el gobierno de Ahora Madrid les volvió a fallar. Ese día, Manuela Carmena excluyó de ese "gueto" a los laborales de la Agencia para el Empleo, pero dejó en la estacada, una vez más, a los profesionales de las instalaciones deportivas a los que tanto alabaron por su lucha en la época de Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón. "Ahora mismo, somos a todos los efectos una RPT del Ayuntamiento de Madrid. Trabajamos igual que el resto de funcionarios, pero cobramos menos y no tenemos ninguna posibilidad de promoción porque no pertenecemos a ningún grupo ni destino", afirma Tribiño.

La temporalidad, un factor determinante

La ausencia de rango y el agravio en los sueldos no son los únicos problemas de un gremio que ya se movilizó contra la privatización del sector emprendida por el ex alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. De hecho, fueron de los pocos profesionales dentro de los Servicios Municipales Deportivos en España que resistieron al intrusismo del sector privado, el cual acapara el 90% del total del mercado. La temporalidad es otra de las cuestiones que no ha conseguido solucionar Ahora Madrid. Hace año y medio, la tasa de interinidad marcaba la cifra récord del 50%, pero Manuela Carmena y su equipo ha conseguido elevar esa cifra al 60%. O lo que es lo mismo, 1.600 trabajadores de una plantilla de cerca de 3.000 sujetos. “Hay gente que lleva más de 10 años en esta situación y nadie se preocupa por ello. Sin embargo, concejales de Ahora Madrid sí apoyaron en el encierro de los trabajadores de la Comunidad de Madrid en el Hospital 12 de Octubre motivado entre otras cosas por una tasas de interinidad del 35%”, denuncia Tribiño.

La solución a sus problemas podría estar en la remunicipalización de algunos centros deportivos. De esta manera, el consistorio podría lanzar una oferta pública que absorbiera a estos empleados temporales, pero Ahora Madrid ha decidido seguir la política aplicada por el Partido Popular, según afirman los afectados. Los datos respaldan la teoría de este gremio: sólo dos instalaciones deportivas básicas remunicipalizadas en año y medio de mandato y otros dos nuevos centros deportivos municipales abiertos de gestión privada.

Estas decisiones tomadas por el gobierno de Manuela Carmena pueden haber sido motivadas por las grandes dificultades que se han encontrado a la hora de remunicipalizar estos servicios. El ayuntamiento del cambio no quiere copar las portadas de los medios por ser el verdugo de los empleados de las empresas privadas que explotan en la actualidad varios centros deportivos. Por este motivo, desde su llegada han dejado claro que todos esos profesionales serían absorbidos por la Administración Pública en el caso de que fuera el Ayuntamiento el que se volviera a hacer cargo de esta labor. El problema es que esta solución va en contra del estatuto básico del empleado público y contra la propia Constitución Española, que prohíbe a cualquier persona acceder a una plaza pública sin haber superado unas oposiciones o un proceso selectivo. El año 2018 se presenta como un año clave en este sentido porque vence el contrato de cinco empresas privadas que explotan centros municipales deportivos, en Madrid.