COMUNIDAD DE MADRID

Las dudosas medidas de Sanidad de las que presume Cifuentes

La presidenta regional anunció un plan para reducir las listas de espera de los hospitales públicos. Sin embargo, los sindicatos denuncian que las medidas no son transparentes y que algunas no se cumplen

Las dudosas medidas de Sanidad de las que presume Cifuentes

Lo anunció a bombo y platillo y sacando pecho. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, aseguró en septiembre de 2015 que en sus cien primeros días al frente del Gobierno regional, con el apoyo de Ciudadanos, había puesto en marcha 80 de los 300 puntos de su programa electoral. Uno de ellos relacionado con la Sanidad Pública: apertura de quirófanos por las tardes y fines de semana, aumento de presupuesto e incorporación de personal para reducir las listas de espera de los hospitales públicos de la región. Sin embargo, los sindicatos del sector sanitario sostienen que las medidas no son del todo transparentes y que no han sido negociadas. Es más, afirman también que algunas de las iniciativas ya existían y funcionaban antes de su llegada. Estas son las dudosas medidas de Sanidad de las que presume Cifuentes.

-Apertura de quirófanos por las tardes y fines de semana

La presidenta regional anunció que a partir de noviembre de 2015 los quirófanos del 60% de los hospitales funcionarían por las tardes y los fines de semana. Un dato que la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) cuestiona puesto que dice que lo que realmente sucede es que únicamente se abren quirófanos de especialidades concretas. Es decir, no funcionan a pleno rendimiento. “Por ejemplo, en el Gregorio Marañón, de todas las quirúrgicas, que son una docena, solo se han abierto tres. El porcentaje del 60% es un porcentaje vacío. Con que se haya hecho en un hospital y una vez por semana ya dicen que abren por las tardes. Para que los quirófanos funcionen por las tardes igual que por las mañanas se necesita personal y nuevas contrataciones y no están dispuestos a pasar por ahí”, explica a este diario Ángela Hernández, presidenta de atención de hospitales de Amyts.

-Los pactos de gestión: las antiguas ‘peonadas’

Los pactos de gestión, propuestos por la presidenta regional, funcionan prácticamente igual que las antiguas ‘peonadas’. Las ‘peonadas’ es el nombre coloquial utilizado para denominar la actividad clínica en quirófanos fuera de al jornada ordinaria del personal médico, es decir, horas extra. Los pactos de gestión sí que tienen que cumplir una serie de requisitos para llevarlas a cabo, algo que Amyts valora de manera positiva.

Sin embargo, están peor remuneradas que las antiguas 'peonadas'. “Llegó la crisis, había que recortar de algún sitio y se recortó en las peonadas. Los pactos de gestión es el nuevo nombre que le han puesto, ni más ni menos, y peor pagadas”, apunta Hernández. De hecho, según confirma Amyts, este sistema no está funcionando como se esperaba. “No ha pasado por mesa sectorial. Hay gente que ha dicho que por ese dinero no se quedaba. No está teniendo el impacto que se esperaba porque están funcionando muy poco. Hay entre 40 y 45 pactos de gestión en toda la Comunidad de Madrid”, añade la portavoz de la asociación.

-Contratación de personal y aumento del presupuesto

“Incorporar un mayor número de profesionales sanitarios para agilizar las listas de espera”. Así explicó Cifuentes en 2015 otra de sus propuestas. “Se está contratando muy poco. Como querían vender que los pactos de gestión habían funcionado bien, cuando se dieron cuenta de que había muchos servicios que se negaban a operar han contratado a eventuales médicos”, aclara Amyts. 

El pasado 5 de octubre el Ejecutivo de Cristina Cifuentes anunció que convertirá en interinos a unos 5.000 trabajadores públicos eventuales. Aunque los sindicatos del sector sanitario no rechazan la medida sí creen que no soluciona los problemas de contratación. "Se trata de pasar de un tipo de contratación temporal a otro", lamenta Hernández. 

Por otro lado, el Gobierno regional anunció que destinaría 80 millones de presupuesto para llevar a cabo sus propuestas, pero la asociación desconoce de qué manera se está distribuyendo la partida.

-Continúan las derivaciones a la sanidad privada

Aunque Cifuentes ha manifestado que la privatización de la sanidad pública madrileña se ha paralizado, Amyts denuncia que se siguen produciendo derivaciones de operaciones a la sanidad privada. La asociación insiste en que, a través de ‘call-center’, la Administración no propone como primera opción los hospitales públicos de la región. “El ‘call-center’ no es para nada transparente en su funcionamiento. Tenemos casos constatados de que ofertan hospitales de gestión indirecta, es decir, a los privados. Teóricamente no deberían ofertar esos hospitales hasta que no hubieran ofertado todos los de la red pública y eso no está sucediendo. Tenemos suficientes casos constatados de que eso no es así. El ‘call-center’ está funcionando como un sumidero para derivar dinero a la sanidad privada”, asegura la portavoz de la asociación.

En enero de 2016, Cristina Cifuentes reconoció que la lista de espera en la Comunidad de Madrid era cuatro veces mayor que la anunciada por anterior Gobierno. En concreto, explicó que la lista de espera quirúrgica en la región es de 80.000 personas.