EL CONSEJERO DE SANIDAD MUY CRITICADO TAMBIÉN EN SU GOBIERNO

La 'crisis de los abanicos' obliga al cambio de horario escolar en Madrid

La ola de calor, la incidencia sanitaria en un Instituto de Valdemoro y un comentario, aparentemente peregrino, del consejero de sanidad, han empujado a la Consejería de Educación a liberalizar el horario en esta última semana de curso

Las aulas podrían vaciarse ante la ola de calor. | ED
Las aulas podrían vaciarse ante la ola de calor. | ED
La 'crisis de los abanicos' obliga al cambio de horario escolar en Madrid

“Que cojan una hoja de papel, la doblen varias veces y fabriquen un abanico”. Esta es la solución que dio el consejero de Sanidad a los efectos de calor en las aulas. Jesús Sánchez Martos respondía con esa idea a quienes le pedían medidas para sobrellevar la ola de calor en las escuelas.

Alumnos de varios colegios madrileños habían sufrido a lo largo de la mañana del miércoles vómitos, golpes de calor y una lipotimia como consecuencia de las altas temperaturas y se le solicitaba algún tipo de iniciativa

Frente a la climatización, prohibida en los centros por sus efectos potencialmente nocivos, el consejero Sánchez Martos recomendó hidratación y ventilación en las aulas. Pero concluyó su consejo con una propuesta sorprendente: que los alumnos realizaran abanicos de papel: “Como lo hacíamos cuando éramos pequeños, dobla, dobla, dobla y tienes el abanico".

Las asociaciones de padres han calificado de ocurrencia la propuesta del Consejero. A pesar de coincidir en que el aire acondicionado tiene “aspectos negativos”, rechazan las afirmaciones del Consejero y solicitan a Cristina Cifuentes que pida disculpas por lo que consideran “una frivolidad”.

Por su parte, los sindicatos CCOO y UGT afirmaron que el Gobierno regional debe cumplir el Decreto de Prevención de Riesgos Laborales que obliga a que en los centros de trabajo la temperatura se sitúe entre los 17 y los 27 grados centígrados.

Cambio de horarios

La idea del abanico, que podría aparecer como una frivolización de las dificultades que estaban denunciando muchas entidades, no ha gustado mucho ni en el Gobierno ni en la Consejería de Educación. El abanico de papel hecho a mano no es la alternativa. La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid va a permitir a los centros educativos que reduzcan la jornada lectiva de sus alumnos dadas las últimas previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología que apuntan a que en la próxima semana se mantendrán las altas temperaturas de las últimas horas.

Los Institutos madrileños ya han concluido sus clases, pero los colegios de educación primaria no lo harán hasta el próximo jueves.

Desde la Consejería de Rafael Van Grieken han señalado que en el caso de que los centros opten por esta medida, se garantizará la posibilidad de que aquellos alumnos cuyas familias lo deseen puedan permanecer en el centro hasta finalizar la jornada lectiva establecida para este momento del curso escolar. Se mantendrá la prestación de los servicios de comedor y transporte escolar.

La Dirección de cada centro informará al claustro, al Consejo Escolar, y a las familias del centro en general, acerca de las medidas adoptadas así como de la garantía de permanencia durante la totalidad de la jornada lectiva habitual para aquellos alumnos cuyas familias lo soliciten.

Estrategias frente a la Ola de Calor

Existen opiniones favorables al cierre de los centros de forma inmediata. Quienes creen que el cierre genera más problemas que resuelve.

Durante muchos años la comunidad educativia ha ido reclamando a la Consejería de Educación que se pusiera en marcha un plan de renovación integral de los centros educativos, que abordara la necesidad de acondicionar los espacios a las condiciones de temperatura, humedad relativa y calidad del aire necesarias para obtener un óptimo bienestar en los centros educativos y conseguir que estos estén construidos y gestionados desde la eficiencia energética.

Unas peticiones sin respuesta, recuerdan las asociaciones de padres que aseguran que los centros no solo tienen problemas ahora con el calor, en invierno los tienen con el frío y en primavera con las alergias.