INFORME CÁMARA DE CUENTAS

La contratación a la carta, práctica en todas las formaciones políticas

Rivas. Alcobendas y Fuenlabrada, ayuntamientos ejemplares para cada una de las fuerzas políticas que los dirigen, ofrecen  algunas dudas en sus prácticas  contractuales, según la Cámara de Cuentas

La contratación a la carta, práctica en todas las formaciones políticas

La Cámara de Cuentas de Madrid ha identificado malas prácticas contractuales en 53 Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid. En el informe correspondiente a 2014, emitido el pasado 29 de Diciembre, se identifican malas prácticas que se refieren a los contratos de adjudicación directa. En estas malas prácticas incurren los gestores de todas las formaciones políticas

Rivas Vaciamadrid.

La joya municipal de IU,  hoy en manos de los mismos gestores pero vinculados a Podemos, no se escapa de las malas prácticas de contratación. Hasta ocho reparos formula la entidad auditora al Ayuntamiento ripense dirigida por Pedro del Cura

Desde representaciones en el Auditorio municipal Pilar Bardem” a suministros de materiales de construcción, el Ayuntamiento incurre en prácticas similares; no justifica bien los contratos, ni explica sus costes y recurre a disponer siempre de una única oferta, lo que limita la concurrencia que exige la legislación.

Un  “suministro de material de construcción para el Ayuntamiento” se reputa por la Cámara “insuficiente” ya que solamente se obtuvo una oferta válida. Que solo exista una única oferta pública como defecto es detectado por la entidad auditora en otros contratos: los suministros de ferretería o con los contratos del programa de dinamización de la participación a lo largo de la vida de la población en el municipio de Rivas-Vaciamadrid”.

Solo una empresa, la que ya estaba, concursó en cada uno de los siguientes casos:  la “gestión de servicio público mediante concesión de atención a la infancia”, la realización del “taller de Historia del Arte en la Universidad Popular del Ayuntamiento”, la “distribución de la revista municipal y otras publicaciones del Ayuntamiento”.

Frente a lo que parece una pauta municipal en Rivas Vaciamadrid, debe recordarse, como hace la Cámara de Cuentas, que una única oferta válida no es suficiente para adjudicar contratos.

No obstante, lo más relevante es que, como viene ocurriendo desde 2012, “las Instrucciones internas de contratación de la Empresa Municipal de la Vivienda establecen que las obras cuyo valor estimado sea hasta 149.000 euros se adjudicarán, como contratos menores, por adjudicación directa.”

Este umbral, dice la Cámara, triplica el establecido en la Ley para las Administraciones Públicas. Al amparo de esta norma municipal, los contratos de obras para ejecución de repasos y reparaciones en viviendas adjudicados desde el ejercicio 2012, lo fueron directamente a la misma empresa.

En el año 2014, el contrato de obras de mantenimiento también fue adjudicado a la misma empresa por “contratación directa” ya que su presupuesto de licitación de 135.000 euros era inferior al límite establecido en las Instrucciones internas de contratación de la entidad.

El órgano de contratación solicitó ofertas a tres empresas. La Cámara detecta, empero cierta trampa: “dos de las tres empresas invitadas comparten alguno de los titulares de los órganos de administración”. Y la tercera empresa ha venido colaborando mediante la constitución de una unión temporal de empresas con la adjudicataria.

Ayuntamiento de Alcobendas

La fiscalización del contrato de “obras de remodelación del Parque de Murcia del distrito centro de Alcobendas” y el contrato de “obras de remodelación del Parque Miguel Hernández de Alcobendas” fueron, sorprendentemente, adjudicados mediante procedimiento negociado sin publicidad y al mismo adjudicatario.

Ambas contrataciones son severamente analizadas por la Cámara. Se adjudico a una empresa por razón de plazo que luego fue incumplido, una  empresa que no ofrecía mejoras, a diferencia de otros concurrentes, y se modificó la adjudicación debido “a un error mecanográfico” para que, súbitamente aparecieran esas mejoras. Incidencias que se repitieron en ambas adjudicaciones.

Este Ayuntamiento establece varios mecanismos para que la mejor puntuación respecto al precio no se refiera a la oferta más barata. Esto ocurre con el contrato de “atención al público, mantenimiento de equipos y otros servicios complementarios para el funcionamiento de la Mediateca del Centro de Arte Alcobendas” . el “servicio de la Escuela Deportiva de Pilates”.

El informe de la Cámara es muy crítico respecto a la gestión contractual del Ayuntamiento que dirigía en 2014 el Popular, Ignacio García de Vinuesa

Fuenlabrada

El Ayuntamiento de Fuenlabrada  solo recibe tres reparos por parte de la Cámara de Cuentas, menos que los otros Ayuntamientos.

EL primero de ellos se refiere a la falta de claridad por la que el Ayuntamiento celebra tres contratos que se refieren al “servicio de conservación y mejora de zonas verdes municipales. Zona 1 y zona 2”, con un valor estimado próximo a los 15 millones de euros, el Ayuntamiento lo reforzó con otros dos contratos que la Cámara de Cuentas considera innecesarios.

La promoción de la mínima concurrencia exigida por la Ley en los procedimientos negociados sin publicidad, se realizó de manera insuficiente en el expediente de contratación del servicio de asesoramiento jurídico para desahucios ya que, pese a cursar invitaciones a tres entidades, solamente obtuvo una oferta válida, indica la entidad auditora. EL Socialista Manuel Robles era en 2014 el Alcalde de Fuenlabrada.