"A SUPUESTO"

La colosal falta de ortografía de la nueva web de Carmena

Manuela Carmena estrenó este miércoles una nueva web para verificar información y corregir datos, lo que se les ha olvidado corregir son las erratas de su página de presentación: falta de tildes, palabras mal escritas y 'h' que son completamente mudas y ciegas

Las erratas de la presentación de 'Versión original'.
Las erratas de la presentación de 'Versión original'.
La colosal falta de ortografía de la nueva web de Carmena

El pasado miércoles 15 de julio, la nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena estrenó su web para verificar información y hacer corrección en los datos e informaciones que estuvieran relacionadas con el Ayuntamiento de Madrid. ‘Versión Original’ “no está abierta a opinión ni es un espacio de debate”, como describen en su presentación.

De lo que no se dio cuenta el equipo que se encargó de la redacción de ‘¿Qué es MadridVO?’ es del año en el que se encuentran; de dónde van las tildes; ni de las ‘h’, que por muy mudas que sean, han de escribirse. Es solo una pequeña página de presentación y en ella se pueden encontrar por lo menos cuatro erratas.

La ‘h’ muda, también se escribe

Ante la pregunta, que ellos mismos se responden, sobre cuánto gasto supone la web al Ayuntamiento, han decidido que el verbo haber esta vez, y como excepción, iría sin acompañamiento de la h.

1

Tildes: ahora sí, ahora no

Mientras que en algunas palabras les ha parecido que era correcto poner la tilde, en otras han tomado la decisión de que es mejor que vayan solas. ‘Sólo’, que en algunas ocasiones está admitida con tilde y en otras no, ellos la tildan; no obstante, ante las preguntas de ‘cuanto’ deciden que es mejor dejarlas en la soledad sin ningún símbolo que las haga sombra por encima. Este error lo cometen en dos ocasiones, la segunda tres líneas por debajo del primer fallo.

Otras ‘erratillas’

Para el nuevo Ayuntamiento, las informaciones no son publicadas, sino "pulbicadas", y es que acaban de llegar, eso es un hecho constatable, pero han tenido tiempo suficiente para situarse y no considerar que nos encontramos en el “año 200”, como describen en el apartado de ‘preguntas frecuentes’.

Habrán querido incorporar una novedad creando una página que desmienta información, pero quizá tenían que haber creado otra para corregir los errores ortográficos de ésta. Lo de que “las cosas de palacio van despacio” va a ser que es cierto, y el encargado de la web tendría que haberse tomado más tiempo en leer y echarle un ojo al diccionario de la RAE.