“NUEVOS REFERENTES ÉTICOS”

Cifuentes declara el fin del 'aguirrismo' en el PP de Madrid

Se ha proclamado presidenta con el 93% de los votos de “un Partido Popular de Madrid renovado”. La presidenta madrileña, que apenas ha hecho autocrítica, ha estado arropada en la clausura por Soraya Sáenz de Santamaría, Fernando Martínez Maillo y Pío García Escudero

Cristina Cifuentes, con su nuevo secretario general, Ángel Garrido (izquierda), y el coordinador general, Jaime García Taboada. | PP Madrid
Cristina Cifuentes, con su nuevo secretario general, Ángel Garrido (izquierda), y el coordinador general, Jaime García Taboada. | PP Madrid

“Vamos a impulsar una nueva etapa en el Partido Popular”. Cristina Cifuentes ha arrancado su discurso como presidenta proclamada del PP de Madrid con una sonrisa exultante y el anuncio de “nuevos referentes éticos”, pero sin mención expresa ni a la gestión anterior ni a los casos de corrupción que han acosado al partido hasta la misma semana de la celebración del 16 Congreso de los 'populares' madrileños.

La presidenta ha conseguido el 93% de los votos a su candidatura única, con 2316 votos favorables que las urnas han tenido que arañar al tiempo establecido inicialmente para las votaciones – los organizadores del Congreso han tenido que ampliarlo media hora ante la escasa participación de los compromisarios. El ambiente en la sala de votación era tranquilo y las urnas no parecían llenarse hasta que Juan Carlos Vera, secretario general de la Gestora de Madrid y artífice de la estabilidad alcanzada en el partido regional, ha comenzado a despejar la sala.

Poco después, varios dirigentes nacionales han arropado a la nueva presidenta del PP en su proclamación, ante un auditorio que se ha vaciado a medida que avanzaba el día. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, el presidente del Senado, Pío García Escudero, y el coordinador general del PP nacional, Fernando Martínez Maillo, han encumbrado a la nueva líder del PP de Madrid y le han pedido el cambio que promete. “Tienes que reimpulsar este partido”, le ha exortado García-Escudero, que ha recordado la travesía del partido en la región en los últimos cinco años, la última vez que los 'populares' celebraron un Congreso .

Cifuentes ha consolidado su poder dentro del partido y se ha rodeado de sus colaboradores más cercanos para dirigirlo. Ángel Garrido y Jaime González Taboada serán su secretario general y coordinador general respectivamente, el núcleo duro del Gobierno regional y una fórmula ensayada para la presidenta, que ha incluido a dos 'aguirristas' en los órganos de dirección para “integrar” a todos en el partido.

De hecho, tras concluir el Congreso que ha reunido a los 'populares' madrileños en el Hotel Auditorium de Madrid, Cifuentes se ha mostrado satisfecha con el aplauso recibido por Esperanza Aguirre este viernes, cuando fue vitoreada mientras secaba las lágrimas de emoción. El aplauso a su predecesora ha sido un gesto "muy emotivo" hacia una persona que ha dedicado muchos años de su vida "a trabajar por un proyecto y por un partido", ha indicado Cifuentes. Como presidenta de la Comunidad "ha hecho cosas muy buenas por los madrileños", ha sentenciado. Pero también ha dejado claro que quiere un partido nuevo. “No podemos volver atrás, ni quedarnos anclados en el pasado”, ha dicho.

Y los 'populares' allí presentes han quedado satisfechos. “Ha sido un discurso muy conciliador, con búsqueda de unidad, consenso y diálogo”, explicaba un compromisario a este diario tras el discurso de Cifuentes. La nueva presidenta del PP regional ha buscado esa conciliación y ha recurrido a las manidas fórmulas de crítica ligera a los casos de corrupción del partido. “Hemos cometido errores y hemos sufrido decepciones”, ha dicho como mayor autocrítica la hasta ahora presidenta de la Gestora del partido en Madrid. “Los corruptos no son del Partido Popular. Nos han manchado con su conducta deshonesta y estamos pagando las consecuencias”, ha disculpado Cifuentes, que no ha ahondado más.

“Estrictos criterios de conducta”

La presidenta 'popular' no ha descrito los “nuevos referentes éticos y estrictos criterios de conducta” que ha anunciado aplicará al partido, pero ha hecho una declaración de intenciones encabezada por una reivindicación de “la ética de la política”, que ha descrito como una “actividad noble y digna".

La también presidenta del Gobierno regional ha presumido de gestión y ha puesto como ejemplo sus hitos continuar avanzando en esa dirección. “Desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid, hemos contribuido a que en un año se hayan creado en Madrid 102.000 empleos”, ha dicho y ha fijado la creación de empleo como uno de los hitos conseguidos y una de las líneas a seguir. Las políticas sociales, los servicios públicos y la “política fiscal de bajos impuestos” son otras de las líneas que se ha marcado la presidenta.

Críticas a Podemos, bromas con Ciudadanos

Podemos ha vuelto a ser el centro de las críticas externas y el Gobierno municipal de Manuela Carmena, la diana. “Desde que llegaron al Ayuntamiento, han hecho poco y lo han hecho mal. No saben gestionar. No saben planificar”, ha criticado Cifuentes. “Han paralizado el desarrollo de la ciudad, que ahora es menos competitiva para atraer inversión y generar empleo. Ese es el efecto de Podemos en Madrid”, ha sentenciado Cifuentes.

Para sus socios en la Asamblea de Madrid ha tenido palabras más amables que el tono empleado por Maillo, que ha bromeado con el apoyo fluctuante de la formación naranja al PP. Cifuentes ha agradecido a Ciudadanos su apoyo “a veces” para sacar adelante sus políticas en Madrid.

El cónclave 'popular' ha concluido sin sorpresas -tras la eliminación de Luis Asúa como oponente en las primarias el pasado fin de semana y la nula contestación a las líneas oficiales- y con el partido rediseñado en aras de conseguir una deseada renovación que aleje los fantasmas de la corrupción que siguen persiguiendo al PP regional.