SIN BORDILLOS NI ACERAS

Así será la Gran Vía de Carmena

La arteria será una "plataforma única" y tendrá bolardos y señales lumínicas para abrir más carriles o cerrarlos antes de que acabe el año

Gran Vía de Madrid. | Imagen de archivo
Gran Vía de Madrid. | Imagen de archivo

El Ayuntamiento de Madrid acometerá este año obras en la Gran Vía para que la calzada y las aceras queden al mismo nivel, con una "plataforma única", con lo que esta arteria quedará preparada para el cierre parcial al tráfico derivado de su inclusión en la gran área de prioridad residencial del Centro. De esta manera, la arteria tendrá elementos móviles (bolardos) y señales lumínicas para abrir más carriles o cerrarlos en función de las necesidades de cada momento.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha avanzado esta actuación durante una rueda de prensa con la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en la que ambos han insistido en la buena aceptación ciudadana del cierre provisional de la Gran Vía con motivo de la Navidad.

Según ha indicado Calvo, la Gran Vía se incluirá en el área de prioridad residencial del distrito centro que impide la circulación a los no residentes, mientras Sabanés ha precisado que aún se estudia si habrá algún tipo de "flexibilidad" para que puedan pasar más vehículos por esta arteria que por el resto del distrito.

El objetivo del Ayuntamiento es que en 2018 no puedan acceder a buena parte del centro de la capital quienes no sean residentes, aunque sí se permitirá el paso a vehículos autorizados, entre ellos los de comerciantes y taxis.

De momento, para este 2017 se han anunciado obras que facilitarán que no haya diferenciación entre la calzada y las aceras -que quedarán a la misma cota- como sucede en las calles peatonales del centro de la capital.

El Ayuntamiento de la capital cerró durante 29 días de los meses de diciembre y enero la Gran Vía a la mayoría de los vehículos en una actuación que tenía como objetivo probar la medida para ver si era posible aplicarla de forma definitiva.

Hoy, después de una experiencia "muy positiva" a juicio de los ediles, José Manuel Calvo ha anunciado que el Consistorio ya trabaja en un proyecto que "permita consolidar esta actuación y este modo de utilizar la Gran Vía" testado en la Navidad.