LEGANÉS: DISCRIMINACIÓN EN LA PERIFERIA

Arroyo Culebro, un barrio sin sanidad, educación ni transporte público

La Comunidad de Madrid deniega la construcción de un centro de salud en un terreno cedido por el Ayuntamiento de Leganés y se retrasa en las obras de un instituto que podría verse desbordado en un plazo máximo de tres años. Además, cerca de 10.500 vecinos sólo tienen una línea de autobuses de la EMT

A la izquierda el terreno cedido por el Ayuntamiento de Leganés y la derecha una de las concentraciones para reclamar el centro de salud.
A la izquierda el terreno cedido por el Ayuntamiento de Leganés y la derecha una de las concentraciones para reclamar el centro de salud.
Arroyo Culebro, un barrio sin sanidad, educación ni transporte público

Los vecinos del barrio de Arroyo Culebro, Leganés, se sienten discriminados por la Comunidad de Madrid y por su Ayuntamiento. Con cerca de 10.500 habitantes y más de diez años de antigüedad, el gobierno regional le deniega desde 2005 la construcción de un centro de salud en un suelo que le sale gratuito, ya que fue cedido por el propio consistorio local. Además, denuncian que dentro de dos o tres años el instituto de la zona sufrirá un colapso, porque no podrá hacer frente a la fuerte demanda que sufrirá el centro. También se quejan de que en la actualidad sólo disfrutan de una línea de autobuses de la EMT (Empresa Municipal de Transportes de Madrid) y ninguna de su propio municipio. La periferia de la periferia sufre un abandono dotacional de servicios públicos y la situación se puede agravar en un futuro muy cercano.

Más de diez años de lucha constante. Este es el tiempo que los vecinos de Arroyo Culebro llevan esperando la construcción de un centro de salud que haga frente a las deficiencias en materia de sanidad de la zona. El problema es que la Comunidad de Madrid ha rechazado una y otra vez la propuesta en la Asamblea de Madrid. La última vez contó también con la negativa de Ciudadanos. El gobierno de Cifuentes alega que el número de habitantes del barrio está en el límite que motiva instalar un centro de salud. Sin embargo, otros barrios de Madrid menos poblados sí cuentan con uno de ellos.

“Sabemos y conocemos que existen otros barrios de la Comunidad de Madrid donde sí han construido un centro de salud con menos de 10.000 habitantes. Por ejemplo, en Boadilla del Monte o en Pozuelo de Alarcón hay algunos con 6.000 y 8.000 habitantes donde sí cuentan con un centro”, afirman desde la Asociación de Vecinos de Arroyo Culebro.

Lo que más enfada a los vecinos de Arroyo Culebro es que en realidad la Comunidad de Madrid sólo tiene que levantar el edificio y dotarlo de medios y personal. El suelo donde iría ubicado ya está a su disposición gracias a una concesión por parte del Ayuntamiento de Leganés en el año 2005. Desde entonces, Esperanza Aguirre, Ignacio González y Cristina Cifuentes han ido posponiendo y cancelando el proyecto.

“La Comunidad nunca ha sabido responder desde el punto de vista técnico por qué no construyen el centro”, afirma Rubén Bejarano, concejal de Desarrollo Local y Empleo del Ayuntamiento de Leganés.

Ni con el PP en la Alcaldía

En 2011, con la llegada de Jesús Gómez a la alcaldía los vecinos de Arroyo Culebro se ilusionaron con la posibilidad de ver resuelto el entuerto con un alcalde del mismo signo político que la presidencia de la Comunidad de Madrid, del PP. Pero el problema siguió sin solución incluso durante los cuatro años de mandato del Partido Popular en el Ayuntamiento de Leganés.

“Hay que decir que no ejerció la misma presión el equipo de gobierno anterior en el pasado mandato como los otros equipos de gobierno. Aun así, es verdad que el propio ejecutivo municipal del Partido Popular también reconocía que se necesitaba un Centro de Salud”, afirma Bejarano.

De todos modos, en opinión de la asociación de vecinos, Gómez dio pasos para que este proyecto viera la luz hasta el punto de que fue el propio consistorio el que se ofreció voluntario para levantar la edificación. Pero una vez más la Comunidad y la Consejería de Sanidad denegaron la propuesta porque se negaban a dotar al centro de personal, material y hacerse cargo de su mantenimiento.

Ante la negativa de la Comunidad de Madrid otros centros de salud como el de San Nicasio se han visto colapsados con el paso del tiempo y el crecimiento del barrio de Leganés

Sin instituto

Pero los centros de salud no son los únicos que pueden sufrir una sobresaturación en los próximos años porque la sanidad no es su único problema. La educación es otro de los pilares que se pueden ver afectados en un corto espacio de tiempo. La escasez de equipamientos en educación secundaria hace presagiar un futuro poco esperanzador para los niños del barrio que en estos momentos se encuentran cursando cuarto, quinto y sexto de primaria.

En la actualidad, la zona cuenta con tres colegios de los cuales dos son públicos y uno concertado. También existe un instituto que se empezó a construir hace un par de años y que se encuentra en la tercera fase de su edificación. “Estamos reclamando ya la quinta fase porque en dos o tres años van a llegar allí mil alumnos y se va a convertir en un macro instituto”, afirman desde la asociación. “Este centro se va a quedar insuficiente”, argumenta Bejerano.  Además, ante la falta de instalaciones deportivas han de utilizar las pistas de futbol y de baloncesto de los colegios para desarrollar cualquier deportes.

Por último, los habitantes de Arroyo Culebro denuncian la deficiente situación del transporte público en el barrio. Si bien es cierto que gozan de una parada de Renfe cercanías y de una línea de autobuses de la EMT, reclaman un autobús municipal que recorra un barrio que cuenta con casi 11.000 personas.

“Estamos intentado adecuar una línea que intente pasar por todas las zonas del barrio o al menos por la zona central. De momento, tenemos el ‘no’ del Consorcio Regional de Transportes”, sentencia Bejerano.