ECOMMERCE

Del pasado al presente: cómo el comercio artesano tradicional se ha incorporado al online

Los nuevos modelos de venta cada vez son una realidad más certera al incorporarse en la sociedad paulatinamente hasta consolidarse 

Regalos online. | Imagen de Archivo
Regalos online. | Imagen de Archivo
Del pasado al presente: cómo el comercio artesano tradicional se ha incorporado al online

El ecommerce ha supuesto un cambio en los hábitos de compra de los consumidores, utilizando este método como uno de los preferidos por sus múltiples ventajas: rapidez, disponibilidad, comparación de precios y acceso a una amplia gama de productos y servicios que, físicamente, es más complicado alcanzar. Por ello, su funcionamiento no es un caso aislado en aquellos negocios que ya estaban implantados con su venta tradicional, sino que ha dado pie a una combinación de ambos con el fin de llegar a su público.

El comercio electrónico es un valor añadido a negocios que solo se encontraban físicamente, como es el caso de la venta de productos y regalos hechos a mano. Gracias a él han podido abrir su cuota de mercado e interactuar con gente que no se encuentra personalmente en el lugar de venta. Objetos tan únicos y exclusivos muestran su hueco en Internet y las empresas han trasladado a él sus valores tradicionales, como la personalización, autenticidad, el cuidado, cariño y mimo de las creaciones. MiRegaloDiferente es un ejemplo de cómo una idea local puede llegar a diferentes zonas gracias a las nuevas tecnologías sin necesidad de renunciar al trato individualizado o mantener la esencia tradicional de los regalos hechos a mano.

 Las ventas aumentan de manera online, por eso los comercios artesanos, más grandes o pequeños, se han visto en la necesidad de adaptarse a la novedad de los medios o nuevos emprendedores con ideas de siempre optar por esta opción. En los dos casos, se obtienen beneficios que diferencian de la venta tradicional –tanto para los vendedores como para los compradores-:

  • Se puede comprar y vender a cualquier hora del día, ya que las tiendas virtuales están abiertas 24h. La barrera del tiempo ya no supone un obstáculo para hacerse con los productos.
  • Aumenta la capacidad de fidelizar al cliente gracias a la comunicación que se presta a través de los diferentes medios, como redes sociales o correo electrónico. Los propios usuarios pueden convertirse en prescriptores de los productos, recomendándolos y haciendo llegar sus comentarios.
  • Se reducen los costes al desaparecer, prácticamente, los intermediarios.
  • Existe la facilidad de mostrar ampliamente todos los productos, convertir el negocio en un escaparate donde reflejar las creaciones al público.

El espíritu del comercio tradicional y de productos hechos a mano es que cada consumidor se sienta único con la creación que adquiere, y con este objetivo siguen trabajando a día de hoy. Los avances tecnológicos y nuevos sistemas de venta no han supuesto ningún inconveniente para seguir desarrollándolos en un ambiente donde, principalmente, se preocupa por la calidad del producto y su cliente.