DEPORTADO A SU PAÍS DE ORIGEN

España expulsa a un joven paraguayo que vivía en Galicia desde los cinco años

El joven fue detenido tras cumplir la mayoría de edad y no lograr encontrar un trabajo que le permitiese "regularizar su situación" en España

Un joven de 19 años de origen paraguayo que residía desde hace catorce en Santiago de Compostela ha sido deportado por las autoridades españolas a su país de origen, en el que ya se encuentra.

El muchacho fue detenido el pasado martes 22 de noviembre después de que, una vez cumplida la mayoría de edad, no consiguiese una oferta de trabajo que le permitiese "regularizar su situación" en España, por lo que fue trasladado desde la capital gallega a Madrid, para posteriormente volar a Asunción en la madrugada del sábado al domingo, según ha informado el Foro Galego de Inmigración.

Este organismo denuncia ahora la situación de desamparo del chico, puesto que no cuenta con familia allí, ya que su madre y hermano pequeño residen en la capital gallega, y de hecho este último nació en Santiago de Compostela.

El joven deportado estuvo hasta hace un año tutelado por la Xunta de Galicia, al tener una situación familiar "complicada", de la que no se han aportado detalles, pero desde el momento en que esa tutela cesó, residía con su madre.

La progenitora pide que devuelvan a Galicia a su hijo, dado que la mujer necesita "atención y cuidados" y era él quien se hacía cargo, han asegurado desde el Foro Galego.

"Contra esta sentencia que ordenó la deportación cabe ahora un recurso contencioso", pero tardaría "varios meses" y solo ofrecería "alguna posibilidad" sobre la vuelta del joven a Compostela, ha explicado esta asociación.

El miembro de Esquerda Unida Xabier Ron, a través de un comunicado, ha tildado de "brutal e inhumana" la expulsión "contraria a derecho" del adolescente, y ha indicado que "sólo el racismo o la xenofobia más cruel pueden explicar este ensañamiento y la premura en expulsar a una persona inocente".

Por ello, se suma esta organización política a la petición del Foro Galego de Inmigración que exige la derogación de la Ley de Extranjería.