MIGUEL GALÁN

"Villar tiene cara para no dimitir, se presentará como un mártir"

El presidente de la Escuela Nacional de Entrenadores (CENAFE), que retiró su candidatura a la Real Federación Española de Fútbol una semana antes de los comicios, carga contra Villar y se muestra pesimista de cara al futuro. Advierte de que si éste es cesado de su cargo, volvería a presentarse a las elecciones

Miguel Galán.
Miguel Galán.
"Villar tiene cara para no dimitir, se presentará como un mártir"

Los infinitos escándalos en los que se ha visto envuelto Ángel María Villar desde que tomara posesión de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en 1988 llegaron a su culmen en la mañana del pasado martes. Él y su hijo fueron detenidos en el marco de la Operación 'Soule', por, entre otras cosas, recibir comisiones ilegales por la celebración de diversos encuentros amistosos. Este asunto no le ha pillado por sorpresa a Miguel Galán, presidente de la Escuela Nacional de Entrenadores (CENAFE) y que estuvo cerca de ser su rival en unas elecciones que, tras ser aplazadas, se celebraron hace menos de dos meses.

“Hay muchas cosas que sabía, como lo del Grupo Santa Mónica (operación que dejó un vacío de al menos 45 millones de euros a la Federación)”, relata Galán. “Sí me ha sorprendido que haya habido detenciones y que un juez se haya atrevido a ordenar un registro en la sede de la RFEF. Hasta la fecha todos los entes públicos y políticos no habían tenido valor para tocar a Villar”, explica resignado Galán, que insiste en que muchas cosas de las que han salido a la luz las conocía pero “no podía acreditarlas”.

Además de Villar, señala hacia otro nombre: Juan Padrón. El vicepresidente económico de la RFEF se ha visto involucrado en numerosos líos, siempre a la par que Villar. “Está implicado desde hace años. Hay una empresa que se llama Amanecer Latino SL, donde el administrador único es el hijo de Padrón. Esta sociedad tuvo asuntos turbios con la Federación y con la marca deportiva Puma, de la que facturó más de 150 millones de las antiguas pesetas”, fundamenta Galán. Los casos, desde luego, no son aislados. “Su hija estaba en la Federación y cobraba tres veces más que el resto, y Tebas también denunció gastos de su familia en la Eurocopa”, añade.

La detención de Villar sembró el caos por momentos en la Federación. El sorteo del calendario ha sido finalmente aplazado a este viernes y las reuniones de los órganos aún no tienen una fecha fijada. Galán se muestra “pesimista” con el futuro que aguarda a corto plazo. “La única opción es que el Juez Pedraz deje a Villar en prisión provisional y se convoquen nuevas elecciones, pero lo dudo”. Pese al escándalo generado en las últimas 48 horas, Galán se muestra convencido de que de que “lo más probable es que el jueves, el viernes o el próximo lunes salga en libertad bajo fianza”.

“Villar tiene cara para no dimitir. Al revés, se presentará a la sociedad española como un mártir del sistema”, confiesa Galán. El presidente de CENAFE justifica su afirmación en la cantidad de personas que están implicadas y que “van a tratar de mantenerle ahí”. “No te extrañe que la semana que viene haya una asamblea presidida por Villar. Este hombre tiene cara para esto y mucho más”, prosigue. Su escasa confianza radica en que no se conoce la cuantía total y en que el historial del Juez Pedraza es de no exigir excesiva fianza.

La vía que más contentaría a Galán, y en la que tampoco tiene depositada mucha confianza, es en la intervención del CSD. “Aunque salga en libertad bajo fianza el CSD podría inhabilitarle como presidente”, zanja al respecto.

Miguel Galán, consciente desde hace tiempo del entramado de Villar, decidió retirarse de las últimas elecciones que se celebraron hace menos de dos meses. “Yo abandoné mi candidatura porque intuía todo”, señala. “Una semana antes vi los movimientos de los presidentes territoriales, y la carta de apoyo que firmaron en un hotel de atocha con Villar delante. Cuando vi que el panorama era antidemocrático decidí retirarme”, prosigue. El presidente de CENAFE comenta que a sus 38 años no tiene prisa y espera “un momento más propicio”, alejado de las “irregularidades del voto por correo en las elecciones” que se dieron en los últimos comicios.

El mismo rumbo que él siguió el otro candidato, Jorge Pérez. “Siguió adelante pero al final le tocó abandonar”, apunta. Sin embargo, Galán tiene claro que estaría dispuesto a presentarse en el caso de que se diera “un proceso limpio y democrático”. “Tendría que valorarlo con mi equipo. De todas formas tendría que valorarlo con mi equipo”. Eso sí, en el caso de que cesen a Villar, Galán advierte de que el número de candidatos podría acrecentarse: “Una vez se quite el miedo que ha socializado, podría haber más candidaturas aparte de Jorge Pérez Rubiales y yo”. De momento, el futuro de la RFEF permanece incierto.