LOS ROJIBLANCOS, DISPUESTOS A 'LIARLA'

Mantener la esencia para volver a dar guerra en España y Europa

El Atlético quiere continuar siendo un dolor de cabeza para los rivales a los que se medirá tanto en la competición doméstica como en el viejo continente. La filosofía de Simeone ha sido la clave para alcanzar el tan ansiado éxito durante los últimos años. Mantener la misma mentalidad es el objetivo de cara a la próxima temporada

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol durante un partido de la pasada edición de la Champions.
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol durante un partido de la pasada edición de la Champions.
Mantener la esencia para volver a dar guerra en España y Europa

El Atlético de Madrid ha despertado mucha ilusión en su afición de cara a la próxima temporada que está a punto de dar el pistoletazo. Los rojiblancos encadenan cinco campañas en las que se encuentran a un nivel extraordinario tanto a nivel deportivo como económico y social. Es una realidad la gran evolución que está experimentando el club y es por ello que una vez más volverá a pelear cada partido como si fuera el último.

No fue fácil plantar cara al Real Madrid y Barcelona, dos 'bestias' de España y del continente europeo, pero desde la llegada de Simeone en 2012 los sueños comenzaron a cumplirse en la ribera del Manzanares. El técnico argentino logró quitar los complejos del Atlético ante el eterno rival, al que le arrebató la Copa del Rey en 2013 en el Santiago Bernabéu tras más de una década de sequía en los derbi madrileños.

Un año más tarde, los pupilos del 'Cholo' conquistaron la Liga en el Camp Nou ante los culés, en la última jornada del campeonato, logrando llevar a las vitrinas el décimo título liguero. La temporada 2013/2014 no solo se convirtió en una de las más recordadas de la historia del Atlético, sino que también supuso la ruptura de una hegemonía que parecía ser eterna, la del Barça y Real Madrid.

Mantener la esencia, la base del éxito

El espíritu ganador y el constante sacrificio que los hombres de Simeone plasmaban en cada encuentro de Liga y Copa del Rey también se vio reflejado en Europa. El Atlético de Madrid retornó a la Champions League en 2013 tras cuatro años sin disputarla y, desde entonces, su papel en la máxima competición continental ha sido de sobresaliente: dos finales (2014 y 2016), una semifinal (2017) y unos cuartos de final (2015).

La afición rojiblanca se encuentra en un estado de pura felicidad y comunión con su equipo, y es por ello que no quiere que se pierda esta esencia que les ha llevado a ganarse el repeto de todo el mundo del deporte rey. La Champions es la mayor obsesión de un club que continúa en línea ascendente en todos los ámbitos y que desea alzar su primera 'Orejona' en el estadio Olímpico de Kiev el próximo 26 de mayo de 2018.

El cambio radical que el 'Cholo' ha realizado dentro del club ha sido la clave del éxito en los últimos años, en los que los rojiblancos han conseguido situarse en el lugar que le corresponde por historia, en lo más alto. Seguir en la misma línea es el objetivo de este Atlético 2017/2018, eufórico por empezar la nueva temporada y con muchas ganas de volver a dar guerra entre los más grandes de España y del viejo continente. Sin duda alguna, la próxima campaña promete, y mucho, para la parroquia rojiblanca.