EL BORUSSIA MONCHENGLADBACH

El Madrid encuentra una solución para la caótica situación de Odegaard

Max Eberl, director deportivo del conjunto alemán, ha confesado que "el diálogo con el Real Madrid está siendo positivo", de cara a incorporar en sus filas al futbolista noruego

Odegaard debuta con el Real Madrid.
Odegaard debuta con el Real Madrid.

El director deportivo del Monchengladbach ha comentado que “el diálogo con el Real Madrid está siendo positivo”, de cara a la incorporación de Martin Odegaard en invierno. El futbolista noruego, que llegó hace temporada y media a la casa blanca como una futura estrella, no ha mostrado un ápice de la calidad que llamó la atención de los equipos más grandes de Europa. El conjunto merengue considera una buena opción que se curta en la Bundesliga, y más en un equipo que pugna por Europa. Será una buena vara para medir las capacidades de Odegaard.

Pocos futbolistas pueden presumir de haber seducido a todo al planeta con dieciséis años. El caso de Odegaard es uno de los más extraños que se recuerdan en el fútbol. El noruego debutó con la selección absoluta con quince primaveras y desde entonces arrancó un periplo en el que los grandes clubes europeos le incorporaron a sus entrenamientos para vislumbrar la calidad del chaval de primera mano. El modesto Stromsgodset se hizo a la idea de que su joven promesa partiría a un equipo puntero. Odegaard tuvo la opción de escoger, y se decantó por el Real Madrid, que le aseguró un sueldo de 1,2 millones de euros, pese a mandarle al Castilla.

Cifras desorbitadas que superan incluso la de jugadores de la primera plantilla como Yáñez (600.000 euros), y que por supuesto triplica, por lo menos, la de sus compañeros en Segunda B. Por si fuera poco, en la clausula del fichaje se incluía una promesa por la que entrenaría en con la primera plantilla. Se esperaba mucho de él, y Ancelotti le convirtió en el más joven en vestir la camiseta blanca en Liga, tras darle entrada en un partido ante el Getafe, en mayo de 2015.

Sin embargo, el noruego no ha dado un paso al frente en el año y medio que lleva en Chamartín. En diciembre cumplirá los dieciocho años, y sigue igual que cuando llegó. En el Castilla, además, no es un jugador decisivo, aunque sí es asiduo en el once. Dos goles y ocho asistencias en 51 partidos son un bagaje muy pobre tanto para el jugador, como para una afición que ya ha perdido la ilusión que había depositado en la que podía ser la nueva estrella del futuro.

La tercera categoría del fútbol español no es el mejor escenario para su crecimiento, otro de los motivos por los que el frustrado ascenso del pasado curso dolió en exceso. Este verano se contempló la opción de darle salida, pero los diferentes equipos encontraban algo prematuro incorporar a Odegaard. Para este invierno, que el futbolista ya tendrá dieciocho años, el Madrid ha encontrado una solución: el Monchengladbach. El conjunto alemán esta vez sí, parece decidió a aceptar una cesión del noruego.

“El diálogo con el Real Madrid está siendo positivo. Estábamos decididos a ficharle incluso antes de que el Real Madrid y otros grandes clubes se interesaran por él, pero en ese momento su precio se desorbitó y no pudimos hacer nada”, ha comentado recientemente Max Eberl, director deportivo del Monchengladbach a TV3.

Eso sí, el excesivo coste de la ficha podría derivar en una renuncia de Odegaard a parte de su salario. El futbolista es el primero que arde en deseos de partir, aunque eso sí, siempre a un equipo de primera. El Monchengladbach parece el destino más idóneo. El Madrid sabe de primera mano que la Bundesliga es un buen lugar para que se curtan sus jugadores, como ocurrió con Carvajal. Además es un equipo de la zona media de la tabla, que pugna por la Europa League, un atractivo para el jugador.