EL ATLÉTICO SE ZAMPA EL JAMÓN

Gaitán contesta a Simeone

El jugador argentino hizo un auténtico partidazo pocos días después de que su técnico le señalara en rueda de prensa. Roberto Núñez y Vrsaljko también mostraron una gran versión

El Atlético ganó como una piña.
El Atlético ganó como una piña.

Moyá, una de cal y otra de arena (5). Tuvo un error en una salida en la que casi deja el balón muerto en el área, pero salvó un gol en un mano a mano claro.

Vrsaljko, gran gol (7). No estuvo muy exigido en el aspecto ofensivo y seleccionó sus subidas por la banda. Marcó un tanto precioso con una buena volea, aunque el portero también puso de su parte. Asistió a Roberto Núñez en el tanto del canterano.

Lucas, muy ofensivo (6,5). Estuvo permanentemente arriba y le puso muchísimas ganas. Además, asistió a la perfección a Correa en el quinto de la noche.

Savic, pasado de vueltas (4,5). No tuvo ninguna complicación en el juego, pero le dio una torta a un jugador del Guijuelo sin venir a cuento. Parece que no entiende muy bien lo que significa la competición copera.

Giménez, sin complicaciones (5). Se limitó a tocar con sencillez y no tuvo excesivos problemas porque los delanteros rivales estuvieron siempre muy lejos de la portería.

Saúl, un capitán con muchos galones (7). Tomó la responsabilidad de lanzar el penalti y lo hizo muy bien. Trabajó en la construcción de varios goles y se sumó con mucho criterio al ataque.

Caio, muy buena pinta (6). Tuvo una ocasión de marcar que no pudo aprovechar y participó mucho en el juego durante la primera parte. Supo asociarse muy bien por la banda izquierda.

Thomas, irregular (5,5). Estuvo muy impreciso en muchos de sus toques, pero también metió un pase espectacular en la jugada del gol de Vrsaljko.

Gaitán, el dueño del partido (9). Le puso la pausa a todas las llegadas del Atlético. Dio casi siempre el penúltimo pase, el más decisivo de las jugadas. Vio a sus compañeros entre líneas a la perfección y dejó algún caño de mucho nivel.

Correa, asistente y goleador (7). Estuvo en todas las jugadas peligrosas de su equipo. Se mostró más fallón en las definiciones que en las combinaciones, donde midió bien cada pase y regaló un tanto a Carrasco.

Carrasco, un crack con un gesto muy feo (7). Se tiró descaradamente en la jugada del penalti, pero después se mostró muy ambicioso y buscó el gol con insistencia hasta que encontró sus dos goles. No se tomó el partido a broma, pero tampoco era necesario buscar el engaño ante un conjunto de Segunda B.

Simeone, insaciable (7). Acertó al alinear a los menos habituales ya que entraron al partido con mucho hambre. Picó a Gaitán en la previa y durante la primera parte se mostró muy efusivo en la banda para que nadie se relajase.

Roberto Núñez, el mejor debut (6,5). Entró con el partido completamente resuelto y no pudo aportar gran cosa, pero en los últimos minutos marcó un gran tanto al girarse en el área y clavarla cerca de la escuadra.

Olabe, diez minutos de estreno (-).