VARIOS AMIGOS MUERTOS

Casemiro está roto por el accidente del Chapecoense

El centrocampista brasileño volverá a vestirse de corto en la Copa del Rey, pero el accidente aéreo ha hecho que su reaparición no sea nada dulce para él

Casemiro junto a Caio Júnior en Valdebebas.
Casemiro junto a Caio Júnior en Valdebebas.

Carlos Henrique Casemiro lleva casi dos meses y medio fuera de los terrenos de juego. Este miércoles reaparecerá en el césped del Bernabéu frente a la Cultural Leonesa, en un encuentro que servirá realmente para probarle de cara al próximo Clásico liguero, ya que la eliminatoria quedó totalmente resuelta en el partido de ida.

La recuperación del mediocentro ha ido más lenta de lo esperado porque Zidane no ha querido arriesgar nada con él. No obstante, al jugador se le ha hecho muy largo este periodo y estaba muy contento al comienzo de esta semana cuando empezaba a ver la luz al final del túnel. Sin embargo, cuando se levantó este martes se enteró de una noticia que le entristeció profundamente.

El avión del Chapeonse se había estrellado cuando se acercaba a Medellín, donde iba a disputar la final de la Copa Sudamericana y que tres amigos suyos estaban en el pasaje. En ese momento el Clásico pasó a ser secundario para él y dedicó su día a transmitir mensajes de pésame y condolencias a los familiares.

No obstante, Casemiro no pudo evitar la emoción durante el minuto de silencio que guardó la plantilla madridista en el entrenamiento. Pepe, Danilo y Marcelo también tenían conocidos en la expedición del Chapecoense, pero los vínculos del ‘14’ con ese equipo eran mayores y por eso estaba especialmente afectado.

Roberto Carlos también tenía varios conocidos

El madridista jugó en 2010 con Cléber Santana en el Sao Paulo. El capitán del Chapecoense acababa de regresar de su aventura en España con el Atlético de Madrid y el Mallorca, mientras que Casemiro era todavía un canterano que prometía muchísimo en las categorías inferiores de ‘la Canarinha’.

Por otra pare, Casemiro también tuvo relación con Caio Junior. El entrenador acudió en 2013 a Valdebebas para conocer las instalaciones y los métodos de trabajo del Real Madrid. El futbolista brasileño ejrció de cicerone con su compatriota en su visita a Madrid y los dos hicieron visible su complicidad en varias fotografías.

Además, Casemiro repasó la lista de víctimas para saber si conocía a alguien más y encontró a otra persona con la que había compartido concentración. El preparador físico de la selección brasileña Anderson Paixao también viajaba en el avión, puesto que compaginaba su trabajo en ‘la Canarinha’ con los servicios que le prestaba al Chapecoense.

Por otra parte, Roberto Carlos también conocía a varias de las personas que iban en el avión y no pudo contener las lágrimas en una entrevista concedida a la Cadena Ser. "El Chapecoense estaba haciendo las cosas bien, hizo historia al llegar a la final. Cléber Santana tenía el sueño de jugar esta final, era una persona buenísima", dijo para expresar su lamento por lo sucedido.