NUEVAS TENDENCIAS

Alternativas a los vestidos para ir a una boda

El momento en el que un familiar o amigo da la noticia de que se va a casar está lleno de alegría y emociones... Pasado ese primer instante, en lo que piensa toda mujer es en qué llevará en una fecha tan señalada

Alternativas a los vestidos para ir a una boda
Alternativas a los vestidos para ir a una boda
Alternativas a los vestidos para ir a una boda

Lo primero es saber la temporada y si la boda se celebrará de noche o de día. Por supuesto, también es imprescindible aclarar si es temática (no vayan a ir todos de blanco, rollo ibicenco, y desentonemos). Hasta ahí, todo bien, pero las bodas tienden a acumularse (sobretodo, a partir de determinada edad) y encontrar el modelito apropiado supone todo un reto. Aquí te dejamos las mejores alternativas, al clásico vestido, para estar siempre divina. 

Son tendencia total y seguro que ya has visto unos cuantos desfilar delante de ti. Hablamos de los monos largos de vestir para bodas. Se han convertido en un imprescindible porque lo tienen todo: son cómodos de llevar, le sientan bien a todo tipo de figuras. Además tienen diferentes estilos (pitillo o pata de elefante), de cortes y de colores (con estampados y sin ellos) Son ideales para cualquier tipo de boda (aquí da igual a qué hora se celebre el evento). Con que le aportes algún accesorio (pulsera, pendientes, bolso...) que combine, te harás con toda la atención.  

También puedes optar por otro atuendo cómodo, como es la chaqueta-pantalón. Da un aire algo masculino, pero clásico y seductor. La elegancia está asegurada. Puedes optar por un traje más parecido al esmoquin o bien combinar las prendas que más se ajusten con tu estilo. Un par de tacones altos quedarán impresionantes con el conjunto. Es como contar con lo mejor de los dos mundos: el de hombres y el de mujeres. Con tan sólo un par de prendas básicas (pantalón negro y camisa blanca) puedes salir del paso. Nuevamente, los accesorios serán la clave. 

Si quieres lucir pierna puedes hacerlo con una falda, como alternativa al vestido. Las de tallo alto quedan espectaculares con camisas de seda o chalecos con colores llamativos o lentejuelas. También puedes optar por una falda lápiz. Una sencilla blusa o camisa y tendrás el look perfecto.