CAJA DE MADRID

Las visas "black" acaban con la meteórica carrera de Pablo Abejas

Punto y final a la carrera del hombre de confianza de Ignacio González tras el supuesto fraude en el uso de las tarjetas visa  que le ha supuesto el cese como director general de Economía y de la presidencia de Avalmadrid

Pablo Abejas.
Pablo Abejas.

En el ámbito del empleo público ocurren situaciones que el resto de mortales no llegan a entender. Es el caso de cómo un ingeniero de telecomunicaciones se convierte en director general de Economía de la Comunidad de Madrid. Incluso cómo un no iniciado en ciencias económicas, ha formado parte del Consejo de Administración de la caja más importante del país durante más de 15 años, y con un sueldo similar al del presidente de del Gobierno de España.

La historia de Pablo Abejas es la de otros muchos que ‘han sacrificado’ grandes carreras en post de ofrecer un servicio público a todos los ciudadanos. Sus comienzos en el Ayuntamiento de Leganés, como portavoz del Partido Popular, pronto le valieron destacar dentro del PP madrileño. Despertó las simpatías del entonces tándem popular, Esperanza Aguirre e Ignacio González.

Apareció en las listas que presentó Esperanza Aguirre en 2003 en el número 55. Desde entonces ha tenido una meteórica carrera. Incluso compite con la de otros nombres de aquel 2003 como Juan José Guëmes, Antonio Beteta o una entonces desconocida Cristina Cifuentes, que ocupaba el puesto 20. Dispuesto a romper con el dicho que dice que “los hombres no saben hacer dos cosas a la vez”, se ha dedicado a compatibilizar cargos, ganando mucho dinero con ello.

Etapa en Caja Madrid

En 2008 comienza su lucha por poder compatibilizar ambos cargos. Así se recoge en uno de los correos que Blesa manda a De la Torre. En él le explica que Abejas quiere la compatibilidad, pero no se muestra convencido. Finalmente Abejas accede a ambos puestos. El mismo Blesa lo expresa en sus correos alegando que "supongo que enseguida vendrá el nombramiento de Pablo Abejas en la filial de comunicación”.

Abejas ha estado presente en Caja Madrid desde 1993, lo que le ha granjeado cierto poder dentro de la Caja. Ahora que se ha empezado a investigar el presunto uso fraudulento de las llamadas visa “Black” (black a efectos fiscales), se sabe que Abejas tenía una dotación de 50.000 euros en ella, frente a los 25.000 que tenían para gastar otros directivo o consejeros. Se estima que presuntamente ha gastado con esa tarjeta 246.700 euros.

Abejas en 2008, con el contexto económico mundial hundiéndose, cobraba lo mismo que el presidente de España, unos 78.000 euros. Incluso al año siguiente se subió el sueldo, mientras la caja se dedicaba a vender preferentes a sus clientes para cuadrar unas cuentas ya desfasadas y ruinosas.

La influencia de Abejas en el entramado de Caja Madrid era tan grande que se ha especulado con que fue él quien orquestó y propició la salida de Blesa.

Bajo sospecha

A lo largo del 2009 entre la prensa corrieron rumores de una supuesta trama corrupta trazada alrededor de Abejas y del constructor José Vicente Martin Liquiñano (buen amigo de Abejas). Las informaciones señalaban que la empresa de Liquiñano, North Rim Ibérica, habría obtenido diversos contratos de la Comunidad de Madrid gracias a la intermediación de Abejas. De hecho, el hijo de Abejas es directivo de la constructora. Entre los distintos contratos figuraban uno de la Consejería de Educación por 1,2 millones o por el Ayuntamiento de Alcobendas por valor de 776.000  euros.

Las conexiones entre Abejas y Liquiñano no se quedan ahí. Por ejemplo, el coche de Abejas (Audi A6 TDI Quattro), figura a nombre de Promociones Random Dos, empresa en propiedad de Liquiñano, segíun varias informacione speriodísticas. Además, el constructor figuraba como administrador único de la empresa Berg Bussiness S.L., propiedad de Abejas y su esposa.

En los últimos años Abejas ha seguido compatibilizando cargos, tras su salida de Caja Madrid y hasta que ha sido cesado compartía el cargo de director general de Economía y presidente de Avalmadrid. En las últimas horas no sólo ha sido cesado como director general de Economía, Estadística e Innovación Técnológica también ha dejado la presidencia de Avalmadrid. Ese puesto venía ligado al de director ya que ambos se hizo a propuesta de la Comunidad de Madrid.