Los vecinos de Lavapiés se enfrentan a la Policía por un "mantero"

Uno de los agentes que llevaba esposado al detenido, sacó su arma reglamentaria y tras apuntar a un hombre que hostigaba a su compañero, realizó dos disparos al aire

Los vecinos de Lavapiés se enfrentan a la Policía por un "mantero"
Los vecinos de Lavapiés se enfrentan a la Policía por un "mantero"

La detención de un 'mantero' en el barrio madrileño de Lavapiés por parte agentes de la Policía Municipal de Madrid finalizó este domingo con un enfrentamiento entre los policías y un grupo de vecinos del barrio, que increparon a los agentes y llegaron a agredirles.

Uno de los agentes, concretamente el que se llevaba esposado al detenido, sacó su arma reglamentaria y tras apuntar a un hombre que hostigaba a su compañero, realizó dos disparos al aire. La detención se debió a un delito de venta ilegal, según el Ayuntamiento.

Según han informado fuentes municipales, los dos agentes resultaron heridos con contusiones como consecuencia del enfrentamiento. Uno de ellos sufrió un golpe en el ojo por el que ha sido dado de baja.

El suceso tuvo lugar minutos antes de las 15 horas de este domingo, cuando los policías, que vestían de paisano, realizaban tareas de vigilancia dentro del dispositivo que el Ayuntamiento establece todos los domingos en las calles del Centro con motivo de la organización del mercado del Rastro.

Según ha informado el Ayuntamiento, estos dos agentes observaron que una persona estaba apostado en la calle en un puesto de venta itinerante ilegal. Cuando se dirigieron a él para identificarle, el 'mantero' salió corriendo, iniciándose una persecución que culminaba con la captura y posterior arresto de este hombre en la calle Amparo.

Cuando uno de los agentes se encontraba sobre el detenido esposándole, varias personas comenzaron a increpar a los agentes. Uno de ellos llegó a enzarzarse en una pelea con uno de los policías, que sacó una porra extensible mientras el agresor blandía una zapatilla deportiva.

Asimismo, otras personas se acercaban a los agentes lanzando varios objetos contra ellos, obligando a los policías a retroceder y abandonar el lugar con el detenido. El agente que se llevaba esposado al arrestado sacó una pistola y tras apuntar al hombre que amenazaba con la zapatilla a su compañero, efectuó dos disparos al aire con la intención de ahuyentar al grupo de vecinos que les hostigaba.

Una vez efectuados los disparos, ambos policías se retiraron varios metros con el detenido, llegando una tercera persona que escudó a los dos agentes. Según fuentes municipales, en la actuación policial únicamente participaron dos agentes, que, eso sí, solicitaron refuerzos.

Según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, varios agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) se desplazaron hasta el lugar con motivo de los avisos, aunque sin que se produjeran más incidentes.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >