ALCANAR, CENTRO DE OPERACIONES

Los terroristas llevaban seis meses planeando ataques con explosivos en Barcelona

Los Mossos han situado en el chalé de Alcanar la base de operaciones de la célula yihadista, donde tenían almacenadas más de 100 bombonas de gas butano y una gran cantidad de explosivos. Tras la explosión en la casa, se han encontrado restos de tres personas

La explosión de Alcanar se produjo de miércoles a jueves. | Mossos d'Esquadra
La explosión de Alcanar se produjo de miércoles a jueves. | Mossos d'Esquadra
Los terroristas llevaban seis meses planeando ataques con explosivos en Barcelona

La célula terrorista que atentó en Cataluña el pasado jueves tuvo que actuar precipitadamente tras la explosión de Alcanar, pese a que llevaban seis meses preparando ataques en Cataluña. La idea de los yihadistas era atentar contra "uno o más lugares de Barcelona" y "posiblemente en esas fechas", ha explicado el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, que ha ofrecido una rueda de prensa, solo para periodistas de medios internacionales. 

La destrucción del chalé, los explosivos y otros materiales con los que los terroristas preparaban potentes bombas para cometer, al menos, un atentado en Barcelona precipitó que actuaran el jueves en la capital catalana y, a continuación, en Cambrils, según el jefe de la policía catalana. Todo ello, pese a que tras la explosión de Alcanar la madrugada del miércoles al jueves, ningún indicio apuntaba a este extremo: la noticia se difundió como una explosión originada por "acumulación" de gas y algunos medios apuntaron, incluso, a que se trataba de un laboratorio de droga -citando fuentes policiales-. Ahora, el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ha asegurado que en total hay "más de 100 bombonas" de butano entre los escombros y que se está investigando con todo detalle los restos encontrados allí. 

Para los Mossos no hay dudas de que Alcanar era el centro de operaciones, aunque las hipótesis circulan sobre los restos biológicos encontrados. En un principio, se localizó un cadáver y posteriormente restos biológicos de otras dos personas, lo que haría ascender a tres los muertos en esa explosión. Trapero ha hecho recopilación de los miembros que forman parte de la célula, que cifra en 12: cinco muertos en Cambrils, otro fallecido en Alcanar, cuatro detenidos y otras tres personas “identificadas”, dos de las cuales podrían estar sin identificar en la explosión de Alcanar y un tercero que sería el conductor de la furgoneta que logró huido (unos datos que ampliarían a 13 los integrantes de la célula). 

El mayor, que da por hecho que el principal sospechoso del ataque en Barcelona está vivo, ha explicado que no descartan que pueda haber traspasado la frontera a otro país de la Unión Europea. Tras los ataques, se reforzaron fronteras y aeropuertos, "con lo cual se han hecho los filtros necesarios" pero no es posible controlar que haya podido traspasar la frontera con un coche.