La sociedad a la que Ignacio González dice pagar el alquiler lleva inactiva desde 2010

Paradójicamente, según el registro de Delaware, Coast Investors se activó el 22 de marzo de 2012, dos días después de que se hiciera pública la información de su dúplex en Guadalmina

Si el argumento del vicepresidente madrileño, Ignacio González, es mostrar que paga religiosamente un alquiler a la empresa de Rudy Valner, Coast Investors LLC, parece que ahora se desmorona.

Según la información del Departamento de Estado de Delaware, la empresa Coast Investors se creó el 19 de marzo de 2008 pero quedó inactiva dos años más tarde, el 19 de julio de 2010.

Sólo hubo dos movimientos en la empresa desde su creación; el del propio 19 de julio de 2010 en el que abandona la compañía un agente sin que se nombrase a otro y el del pasado 22 de marzo de 2012 en el que se vuelve a reactivar la empresa, justamente dos días después de que se publicara la información del piso de Guadalmina y el mismo día en el que González mostraba a los periodistas (desde lejos) las facturas que argumentaban que él pagaba el alquiler a dicha sociedad.

Según la información de este propio registro estatal de Delaware, “una entidad será nula por no mantener sus informes anuales en curso y se pierde si su agente registrador renuncia y no se designa a otro”. Éste es el caso de Coast Investors que reúne los dos argumentos, la falta de presentación de cuentas en sus años activos y el no nombramiento de un nuevo agente registrador. Por tanto, si González afirma que su esposa y él llevan cuatro años pagando dos mil euros al mes (6.000 al trimestre, ya que asegura que abona la cantidad trimestralmente), ¿a quién y dónde paga los 6.000 euros cada tres meses?

Si Coast Investors tuviese un inmueble alquilado, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 32.1 de la Ley 41/1998, de 9 de diciembre, debería pagar el Impuesto sobre la Renta de no Residentes  y el Gravamen Especial sobre Bienes Inmuebles de Entidades no residentes (GEBI) al que están sujetas todas las entidades no residentes que posean bienes inmuebles en territorio español. Sin embargo no consta en el registro de Delaware ningún pago de impuestos por parte de la sociedad.

Según la primera información que publicó El Mundo, se aseguraba que Coast Investors era la encargada de pagar el IBI y los gastos de Comunidad de la vivienda de la milla de oro marbellí, algo que llama la atención si la sociedad no estaba activa. Aunque cabe la hipótesis de que alguien en España con un poder de Coast lo esté haciendo o que lo estén cargando en una cuenta que se abrió en su día. Siendo así, no se están incluyendo las operaciones en la sociedad de EEUU, ya que no puede haber dos sociedades idénticas con el mismo nombre.

Así funciona Delaware

Aunque en España se habla de Delaware como un paraíso fiscal, ESTRELLA DIGITAL ha consultado a un abogado especialista en derecho corporativo y fiscalidad internacional que recuerda que los temas de sociedades difieren en cada estado y la ventaja de Delaware es que se puede crear una sociedad en 24 horas a través de un socio, mediante un fax o un email. Permite agilidad, rapide, flexibilidad y opcacidad.

Este estado norteamericano permite que por poco dinero un gestor constituya una sociedad y en el registro aparece éste como socio y administrador, aunque el beneficiario último y el propietario real sea otro. Por tanto, formalmente la empresa pertenece a un administrador que la gestiona de acuerdo a las órdenes de un último beneficiario que es en realidad el propietario. En algunos estados de EEUU este tipo de acuerdos son legales. El objetivo es que si alguien investiga vía registro, no aparece el verdadero propietario de la empresa sino el gestor.

Este tipo de empresas funcionan bien hasta que el asunto se pone feo, asegura nuestro experto. Si se investigan, el gestor tiene que tener ganas de decir que la empresa es suya y no del beneficiario último.  Sin embargo, para llegar a investigar una empresa en Delaware, España tendría que requerir el auxilio de EEUU. Se necesita una cooperación jurídica internacional que demuestre indicios de delito y consecuentemente hacer una comisión rogatoria para que se declare quién es el beneficiario último (propieatario real) de la sociedad. De motu proprio, es complicado que el gestor acabe confesando este dato porque su carrera profesional se vería perjudicada.

Sociedades como la de Coast Investors se crean con el objetivo de ocultar al fisco español el propietario real del inmueble adquirido con dinero negro. Si una sociedad no residente tiene un inmueble en España y ocultando la identidad del dueño verdadero tiene que pagar el 3% del valor catastral. Este tipo de sociedades se utilizan también habitualmente para la compra de yates de lujo o embarcaciones de recreo adquiridas con dinero opaco.

¿Prisas por reactivar Coast Investors?

Según el Departamento de Estado de Delaware la reactivación de una empresa cuesta 169 dólares y tarda entre 2 o 3 semanas. Sin embargo, Coast Investor se activó tan sólo dos días después de saltar el escándalo a la prensa. Esto supone que, si el encargado de reactivarla tenía prisa, tuvo que pagar 100 dólares más para que se hiciera en 24 horas, 200 dólares más para activarla en el mismo día de la petición, 500 dólares en el caso de que se quisiera reactivar en las dos horas siguientes a la petición o hasta 1.000 dólares adicionales, si se reactivó en esa misma hora de hacer de solicitarlo.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >