RESPUESTA A PUIGDEMONT

El PSOE apoya al Gobierno y fuerza a Rajoy a reformar la Constitución

Pedro Sánchez apoya el requerimiento de Rajoy al president de la Generaitat y la activación del 155. A cambio, el presidente del Gobierno se ha comprometido a iniciar un debate para la reforma constitucional

Pedro Sánchez. | Twitter
Pedro Sánchez. | Twitter
El PSOE apoya al Gobierno y fuerza a Rajoy a reformar la Constitución

“El PSOE va a estar siempre con el Estado Social de derecho ante cualquier intento de quiebra unliteral”, ha asegurado Pedro Sánchez ante la prensa tras la declaración y suspensión de independencia del president de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el requerimiento que le ha lanzado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, esta mañana. “Pero siempre hemos considerado que la mejor manera de defender la Constitución es defender su reforma”. Así ha anunciado el secretario general del PSOE la segunda pata del pacto que ha cerrado con Rajoy para dar una respuesta a la situación en Cataluña. 

Sánchez, que ha reconocido haberse reunido en secreto con Rajoy en varias ocasiones, ha cerrado un pacto con el presidente para iniciar “inmediatamente” la labor de la Comisión de Evaluación y Modernización del Modelo Autonómico en el Congreso de los Diputados, que tendrá una duración de seis meses, y, a continuación, se abrirá ”el debate de la reforma constitucional en el Congreso de los Diputados”. 

“Ha llegado la hora de que abordemos la reforma de la Constitución”, ha repetido en varias ocasiones el líder socialista, que ha aparecido exultante ante los medios a anunciar su triunfo en la negociación con el presidente del Gobierno, al conseguir que acepte una reivindicación que los socialistas llevan haciendo mucho tiempo. 

El anuncio inicial de Sánchez es el apoyo a la medida que ha anunciado esta mañana el presidente. “La propuesta de ley y diálogo conlleva acompañar a Rajoy en su requerimiento para sacar del pantano a la política catalana por lo que dijo Puigdemont”, ha explicado el líder socialista. Los catalanes “no se merecen vivir con la angustia de no saber” si se ha declarado o no la independencia. 

En cualquier caso, el líder socialista ha responsabilizado al propio presidente de las respuestas que se produzcan a partir de ahora. “En función de lo que responda Puigdemont” dependerá de “cómo responda España con los instrumentos de la Constitución”, ha aseverado. 

Sánchez ha reconocido una “empatía” con esa parte de la sociedad que “respiró aliviada como consecuencia de que la amenaza de la DUI y, como consecuencia, de la quiebra del ordenamiento constitucional” quedó “aparcada” tras la declaración “tan dura e irresponsable” de Puigdemont este martes en el Parlament. “Pero igual que empatizamos con ese alivio, también saben que la situación corre e riesgo de verse más aún empantanada”, ha insistido. 

Rechaza el derecho a decidir

El secretario general socialista, que ha aparecido escoltado por la presidenta del partido, Cristina Narbona, y gran parte de su Ejecutiva, ha aclarado las líneas en las que espera que se reforme la Carta Magna. “Necesitamos actualizar nuestro modelo de convivencia”, ha insistido Sánchez, pero “no solo tiene que ver con el encaje de Cataluña, sino otros muchos aspectos”, como la reforma del Senado. 

“El derecho a decidir y a la autodeterminación también requieren una modificación de la constitución”, ha explicado Sánchez, para aquellos que “defienden que hay que hacer un referéndum pactado”, aunque ha aclarado que en el PSOE se van “a negar a ello”.  “Estamos dispuestos a hablar sobre cómo Cataluña se queda en España y no cómo se va de España”, ha explicado, con la intención de marcar una “diferencia enorme no solo con los nacionalistas sino con Unidos podemos”.

Pide a Puigdemont que el diálogo sea en el Congreso

Sánchez se ha jactado de que Puigdemont haya defendido la opción del diálogo ahora. “Nosotros decimos que encantados. Que venga a la Comisión, que venga al Congreso, es el perfecto mediador para este tipo de cuestiones”, ha defendido. Además, la modificación de la Carta Magna “va a implicar hacer cambios legislativos”, así que le ha pedido que comparezca en la Cámara Baja para que “explique cuál es su visión de Cataluña, que plantee sus propuestas y que empecemos a resolver esta crisis que dura ya muchos años”. 

El líder socialista, a quien muchos han criticado por estar desaparecido de la escena política en mitad del desafío independentista, ha revelado así su estrategia, que lleva pactando desde hace semanas con Mariano Rajoy. Además, ha defendido la coordinación y armonía en su partido y ha confesado haber hablado con Miquel Iceta, durante la conversación de este martes con Rajoy. “Hice una llamada al primer secretario del PSC”, ha desvelado. “Si ha habido algo durante estos meses es una absoluta coordinación por una cuestión de convicciones, no por una cuestión táctica”, ha insistido.